Una cosa lleva a otra

0
69
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Clemente Castro González.-

Los políticos difícilmente disocian sus planes futuristas cuando son ungidos en calidad de servidores públicos.

Menos lo hacen aquellos que logran llegar a un cargo de elección popular porque así parece ser la lógica en cuanto a eso de prestar sus servicios para “hacer el bien común”.

Lo que se documenta es que los regidores quieren ser alcaldes; los munícipes legisladores y viceversa; los diputados federales y senadores de la República gobernadores y estos, si se dan las circunstancias, aspiran a tirarle a la grande.

Así funcionan los planes que “se acarician en privado” y a veces no tanto ya que resultan evidentes las estrategias que trazan los interesados en seguir su ruta de “éxito”.

Y desde luego que nadie en este país esta impedido para animar una carrera dentro de los asuntos del poder.

Lo que no es permitido es que se utilice la función pública, lo que implica recursos, con afanes de promoción política.

El problema es que una cosa puede llevar a la otra, cuidando las formas y, en ese sentido, no hay delito que perseguir.

Las historias sobre este tipo de actitud, algunas de las cuales se concretan, se documentan de manera profusa.

Más cuando la dinámica de la vida y el desempeño en tal o cual puesto, coloca a los personajes en situaciones privilegiadas para moverse y atraer los reflectores.

Por ejemplo, es evidente que el Oficial Mayor de la Secretaría de Educación Pública (SEP), HÉCTOR MARTÍN GARZA GONZÁLEZ, trae su proyecto orientado a la candidatura a jefe del ejecutivo estatal.

No es el único, por supuesto, pero es el que evidencia un mayor activismo, dada su presencia en la entidad.

Recordemos que el pasado 13 de junio, el reynosense acudió a una actividad que se dio en la Benemérita Escuela Normal Federalizada de Tamaulipas (Benft), con motivo del 130 aniversario, acompañado al titular del Fondo de Cultura Económica (FCE), PACO IGNACIO TAIBO II, mismo que dictó una conferencia a docentes, alumnos e invitados.

Obvio que GARZA GONZÁLEZ esta lejos de pasar desapercibido, además que sabe bien la manera de manejar los reflectores y dar noticia.

Lo propio acaba de hacer el pasado viernes en que acudió a Victoria para estar en la ceremonia de graduación de estudiantes del Centro de Bachillerato Tecnológico e Industrial (Cbetis) 24.

Al ser abordado por reporteros habló del programa de digitalización de libros de texto, de que se cumple con la repartición de ese material y que el contenido de estos viene del sexenio anterior.

El punto es que una vez nombrado en el puesto que tiene, ni tarde ni perezoso se le vio al bajar a su entidad para atender asuntos oficiales y, con ese vuelo, fortalecer su imagen para lo que pueda ofrecerse.

De modo que al Oficial Mayor de la SEP lo tendremos de visita, de manera sistemática por acá, al fin y al cabo es parte de su trabajo.

Lo que también debe subrayarse es que GARZA GONZÁLEZ no es alguien que se encuentra solo en la carrera por la candidatura a gobernador por las siglas del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), en tanto que la lista es larga e incluye a otros funcionarios federales, caso de RODOLFO GONZÁLEZ VALDERRAMA y JOSÉ RAMON GÓMEZ LEAL.

El que también anda en lo suyo, a su estilo, es el senador, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, sin descartar a uno que otro diputado federal y ni qué decir, si las cosas se les dan, a los presidentes municipales de Madero y Matamoros, ADRIÁN OCEGUERA KERNION y MARIO LÓPEZ HERNÁNDEZ, en forma respectiva.

Al paso de los días y conforme se acerque el tiempo de las definiciones la lista se abultará.

Un punto importante, en cuanto a la próxima contienda que se librará, es que el que resulte abanderado del Partido Acción Nacional (PAN), será el contendiente a vencer.

Cabe señalar que en cuanto al panismo, los nombres que empiezan a mencionarse son varios pero tendrán que ajustarse a la línea que se tire desde la jefatura política.

Los que andan en estos asuntos lo entienden y no les queda de otra que ajustarse a las reglas.

AL CIERRE

Salvo que sucediera una especie de milagro, algo así como la rebelión de las bases del Partido Revolucionario Institucional (PRI), podría frenarse la cargada del priismo a favor de ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS, en su ruta para dirigir a su organismo.

Porque si bien son siete las fórmulas que se inscribieron y pueden competir, salvo el veredicto en la revisión de los documentos que haga la Comisión Nacional del Procesos Internos, los mismos participantes

saben que los dados están cargados a favor del gobernador de Campeche con licencia.

Cabe señalar que dos de los que inscribieron para ir en busca de la presidencia del tricolor, coinciden en las denuncias hechas por su ahora excompañero, JOSÉ NARRO ROBLES, antes de renunciar al PRI.

Es el caso de IVONNE ORTEGA y ULISES RUIZ, los que no paran de hablar de las irregularidades observadas en el proceso que se da.

La exmandataria de Yucatán sostiene que no es ingenua al participar pero que lo hace con la intención de regresar la voz a la militancia.

Así son los priistas y difícilmente van a cambiar. Y en el paquete van los de Tamaulipas.

 

Comentarios