Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza

Cd. Victoria, Tam. – El reforzamiento de la vigilancia en la frontera sur del país está reflejando los primeros resultados positivos en municipios fronterizos de Tamaulipas, donde la afluencia de migrantes centroamericanos ha disminuido en casi un 50 por ciento en las últimas semanas.

El presidente de la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios del Congreso del Estado, Ángel Romeo Garza, explicó que, al menos en Reynosa la disminución es evidente porque el albergue “Senda de Vida”, que recibe a centroamericanos, apenas tiene a 450 refugiados cuando el promedio era de 800 a 850.

“Todavía no tenemos cifras de lo que ocurre en Matamoros y Nuevo Laredo, pero estamos seguros de que hay una situación similar. Obviamente esto generará beneficios para entidades como Tamaulipas porque será menos la carga económica para los municipios fronterizos” señaló.

El legislador del Partido Acción Nacional, (PAN), explico que el reforzamiento de la vigilancia en la frontera sur, a través de más de seis mil elementos de la Guardia Nacional y agentes de la Policía Federal Preventiva, solo busca ordenar el fenómeno migratorio.

“La intención no es impedir la entrada de migrantes. Lo que se quiere es que quienes entren lo hagan con una autorización expedida por la Secretaría de Gobernación, para que puedan transitar legalmente por el territorio nacional” mencionó.

Reiteró que ese trabajo en el sur ya se refleja en el norte porque los centroamericanos que están llegando lo hacen de manera ordenada y en menor número.

“Eso debió hacerse desde hace muchos años, pero lo importante es que ya se está haciendo. Los migrantes llegan a la frontera norte, hacen su solicitud de asilo político, y se quedan de este lado a esperar respuesta del Gobierno de Estados Unidos” indicó.

Dentro de ese mismo contexto, Garza explicó que Estados Unidos incrementó las repatriaciones de mexicanos establecidos ilegalmente en ese país.

Dijo que en promedio estaban siendo repatriados entre 25 y 60 mexicanos, pero en los últimos días se recibieron por Reynosa entre 140 y 160.

Para evitar que se aglomeren en Reynosa, el Instituto Nacional de Migración, (INM), los está enviando directamente a Monterrey para ser retornados a sus sitios de origen en el país.

Comentarios