Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

La Procuraduría General de Justicia recibió un informe acerca de una niña de nueve años que perdió la vida en el IMSS, luego de ingerir un desparasitante junto con su familia en Ciudad Madero, Tamaulipas.

Cuando las autoridades acudieron al nosocomio, el padre de la menor comentó que toda la familia había tomado un desparasitante para después desayunar, siendo en ese momento en que la niña comenzó a vomitar y sus labios se pusieron morados, por lo que fue trasladada a un hospital donde la doctora le suministró medicamento y suero.

Tras ser revisada la menor fue enviada a casa, pero media hora después cuando cuando se encontraba caminando, la niña se desvaneció frente a su familia y le comenzó a salir espuma de la boca.

La familia inmediatamente la traslado al hospital del IMSS, pero cuando el médico la examinó en el área de urgencias, ya había llegado sin signos vitales.

Finalmente, las autoridades tomaron conocimiento del deceso y el Servicio Médico Forense la trasladó para su necropsia de ley, la cual servirá para determinar las causas de muerte de la menor.

Con Información de: Debate

Comentarios