Xicolandia

0
1180
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Xicolandia es un pueblo gobernado por un arlequín que un día quiso ser rey.

En esa localidad nunca pasa nada hasta que sucede.

En Xicolandia las cosas marchan bien. Hay programas de ecología que consisten en poner pasto en los camellones. Son programas tan buenos, que hasta otros pueblos civilizados del Viejo Mundo quieren retomarlo para su gente.

En Xicolandia, las cosas marchan bien y todo tiene solución con programas de activación cardiovascular combinados con diversas danzas modernas.

En Xicolandia solo se le da beneficios a aquellos comercios que son dignos del rey, aunque estos no existan o sean mal vistos por otros reinos aledaños.

En Xicolandia, quieren hacer calles transitables, pero, en ese pueblo, primero se toma la decisión y después se consulta, se planea y se planifica.

En Xicolandia, solo los familiares del rey tienen acceso al palacio real y al dinero real.

En Xicolandia, la heredera al trono es quien toma las determinaciones.

En Xicolandia, está prohibido cuestionar al rey, al reino y a los integrantes de la familia real.

En Xicolandia, solo existe un mal: el pasado.

Lo malo que sucede en Xicolandia no es culpa del reino, sino de los anteriores reyes.

En Xicolandia se dan el lujo de rechazar ayuda de la Corte, porque el orgullo es más fuerte que la necesidad.

En Xicolandia los asesores del rey son un cero a la izquierda.

En Xicolandia la falta de servicios básicos es por culpa de otros. El rey es el rey y él no puede fallar.

En Xicolandia vale más un caballo que los plebeyos.

En Xicolandia nadie está a salvo.

 

EN CORTO

UNO.- El problema del agua no es asunto menor y si hubo negligencia, debe haber sanciones. No pueden desperdiciarse mil litros de agua y dejar sin servicio a más de la mitad de una ciudad. Es un asunto de seguridad y de sanidad. Debe haber consecuencias.

DOS.- La Comisión Estatal del Agua (CEAT) tuvo que entrar al quite ante este problema y presentarse con cuadrillas y personal técnico para poder resolver lo más pronto posible este problema. Otro asunto más en el que interviene el gobierno estatal ante la ineficiencia del municipal.

TRES.- Según técnicos de Comapa, el problema no se va a resolver en dos días. Podrían ser cuatro o hasta cinco. No hay equipo y el que está quedó dañado. El problema no es menor pero no dicen la verdad.

 

PREGUNTAS

¿Irónicamente, esto será la gota que derrame el vaso?

 

DIMES Y DIRETES

“Nosotros lo vamos a solucionar, pero el pedir la destitución de un funcionario por un error humano de otras personas, habría que analizarlo”, dijo el secretario del Ayuntamiento, José Luis Liceaga.

Políticos en la red: @XicoGonzalezU: “Esta mañana pregunté ¿cuántas colonias amanecieron sin #agua? Pero ahora me pregunto: ¿Cuántos de ustedes llegaron a su casa, luego de un día de actividades y no tienen agua? #CdVictoria nos necesita, son #TiemposDeCambio”. ¿Lo escribió ayer? No, lo tuiteó el seis de junio del año pasado. Siempre hay un tuit.

 

EN CINCO PALABRAS.- ¿Y ahora quién podrá defenderlos?

PUNTO FINAL.- La ficción ya alcanzó la realidad.

Twitter: @Mauri_Zapata

 

Comentarios