Castas y clases sociales

0
22
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Tito Reséndez Treviño.-

1°-DE LA NUEVA ESPAÑA.- Bueno, pues a ojo de pájaro, daremos una repasadita a la historia, de lo orígenes raciales de lo que hoy es México.

Las castas y las clases sociales de Nueva España fueron el resultado de la clasificación racial del individuo según su filiación étnica, así, y por encima de las castas, las principales clases sociales fueron la de los españoles nacidos en España o también llamados españoles peninsulares, la segunda fue la de los criollos, que algunos historiadores acomodan junto a la primera y la tercera clase social sería la de los mestizos, y por último los naturales mal llamados indígenas

Los individuos que formaban los tres principales grupos, al igual que en las pirámides sociales de las civilizaciones mesoamericanas tenían privilegios de mayor a menor grado, así como puestos en papeles importantes dentro del gobierno virreinal o la iglesia.

Las castas, que fueron las mezclas de individuos como africanos e indígenas o españoles y africanos o africanos y asiáticos, muy a menudo se dedicaban a los oficios que en la época se ejercían, pero no tenían ninguna oportunidad de ejercer grandes puestos en la vida política o religiosa del virreinato de Nueva España.

2°- DIFERENCIAS SOCIALES.-Los españoles peninsulares acapararon durante todo el tiempo que duró el virreinato los altos puestos gubernamentales y eclesiásticos de alta importancia; una gran parte de estos criollos, fueron dueños de minas de gran interés para España, el cargo de virrey, obispo, etc. eran solamente para los nacidos en la península ibérica.

En fin, los españoles peninsulares fueron los que concentraron casi en su totalidad el poder de los puestos estratégicos de la Nueva España.

Los criollos, parecidos racialmente a los españoles peninsulares, ya que fueron hijos nacidos de estos en América, estaban más arraigados a la tierra que los vio nacer y es quizá por esto que, aunque nacieran dentro de una familia poderosa, los puestos importantes dentro del gobierno virreinal les estaban excluidos, aun así adquirían una muy buena educación, puestos en las instituciones de poder, aunque no de alto nivel y tierras, que aunque de menor importancia les permitían vivir cómodamente.

Mestizos e indígenas; los mestizos hijos de español e indígena quedaban totalmente excluidos de los puestos importantes de gobierno y la iglesia, aunque si tenían la posibilidad de ser burócratas, clérigos y obtener cierto grado de educación.

Desde luego que no fue así con los indígenas que quedaron relegados a servir en las haciendas y realizar trabajos que, aunque remunerados, no dejaban de ser trabajos pesados y mal pagados; tenían muy pocas posibilidades de obtener educación, aunque esto cambiaba cuando la procedencia del individuo era noble, muchos españoles se casaron con estos indígenas nobles obteniendo muchos beneficios económicos y los otros a su vez se hispanizaron totalmente, pudiendo conservar su reconocimiento como miembros de dinastías que reinaron en la Mesoamérica prehispánica.

3°-CASTAS SOCIALES.- En la Nueva España, además de la mezcla de sangre española e indígena que inicio el mestizaje, con el paso de los años y con la llegada de africanos y de personas de origen asiático como chinos o filipinos se comenzó una mezcla racial más compleja.

Algunos españoles e indígenas se mezclaron con los africanos y asiáticos y los hijos de estos a su vez lo hicieron con individuos de sangre al igual que la de ellos mezclada.

A estas mezclas raciales se les llamó castas y de entre todos los grupos que se formaron los mestizos hijos de españoles e indígenas fueron los más numerosos y menos discriminados, las personas pertenecientes a alguna casta muchas veces solo le era permitido realizar oficios y trabajos muy básicos.

Y el resultado de esta fusión de razas fueron: los criollos, mestizos, mulatos y otras mezclas étnicas.

 

Y DE ESAS FUSIONES DE SANGRE BROTÓ LO QUE ES HOY LA NACIONALIDAD MEXICANA.

Lo mejor para este domingo, pero siempre en compañía de su apreciable familia

Comentarios