Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

El gobierno de Tamaulipas encabezado por el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, no asumirá ningún compromiso de instalar o gestionar centros o estaciones de detención o custodia de migrantes.

Esto lo reveló el mandatario estatal en el marco de la reunión de Sistema Nacional de Seguridad Pública realizada en Palacio Nacional, luego que el gobierno federal tomó un acuerdo de forma unilateral.

Cabeza de Vaca manifestó que, al no tomar en cuenta a los gobiernos de los estados, no se puede ceder la propiedad estatal o municipal para esos propósitos, así mismo, aseguró que no se cuenta con el presupuesto para su construcción.

“Ese diálogo es preferible y mucho más eficaz, antes y no después de que se tomen las decisiones”, subrayó el gobernador.

“Hemos sido enterados de la intención de que los gobiernos locales se hagan cargo de las estaciones en las que se albergarán a los migrantes mientras Estados Unidos resuelve el procedimiento respectivo. No se ha clarificado con qué recursos se pretende que hagamos esa tarea”.

El gobernador destacó que existe el temor de que se produzca una auténtica crisis humanitaria si Estados Unidos incrementa las deportaciones de migrantes en la frontera, y sostuvo que no se cuentan con las condiciones para recibir o acogerlos.

“Ahora estamos expuestos a que el gobierno de Estados Unidos nos diga en qué condiciones migratorias van a estar los solicitantes que pidan asilo en aquel país”.

Con Información de: El Universal

Comentarios