Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Un niño de 12 años llamado Eduardo Rafael, fue captado haciendo la tarea en el piso de la avenida Acueducto de Morelia, mientras su madre vendía dulces, y luego de que la imagen se hiciera viral en Facebook, recibió una beca para seguir en la secundaria.

“Me sentí feliz cuando me enteré. No sabía, no sabía, de repente vinieron y me empezaron a tomar fotos antier y no me quería dejar ver y me fui con mi mamá y ya luego vinieron ayer ellos y me dijeron por qué, me dieron el apoyo”, dijo Lalo, quien cuenta con promedio de nueve desde que egresó de la primaria.

A su mamá, Yolanda Hernández, no le gusta que venda dulces, pero tiene que llevárselo con su hermana de 10 años para que no se queden solos en casa, “nunca los quiero dejar solos, por qué, porque qué tal si una gente entra ahí o bueno el niño no es grosero ni nada, pero hay mucho peligro, no importa dentro de su casa, sea donde sea hay peligros”.

“En la mañana me despertaba y bañaba para irme a la escuela, nos íbamos en la tarde cuando salíamos mi mamá nos llevaba ahí a trabajar y traíamos un cartón para sentarnos, ahí mientras ella vendía y a veces cuando se tenía rato le ayudaba”, mencionó Lalo.

Como madre soltera sacó adelante a sus hijos vendiendo dulces, y su deseo es que puedan estudiar una carrera para que tengan mejores oportunidades, “siento bonito, yo quisiera que me ayudaran todo el tiempo, todo adelante para que mis niños salgan adelante y no estuvieran como yo; estuvieran estudiando y encontrar un trabajo”.

El secretario de Educación estatal, Alberto Frutis Solís, se convirtió en padrino de Lalo para acompañarlo no solo en la educación secundaria; además, decidió buscar a más niños en condiciones vulnerables para sacarlos adelante y no dejen los estudios.

“Este niño es sobresaliente a pesar de las carencias, me hice ya compadre de Yola, de su mamá, y vamos a este niño acompañarlo en todo su trayecto profesional, no se equivoquen, no nada más es un ciclo escolar, yo estaré al pendiente de él hasta donde él quiera estudiar, vamos a estar al pendiente de eso se trata los padrinos”.

Ahora, con la beca entregada por la Secretaría de Educación y una institución bancaria, Eduardo espera iniciar su educación secundaria y cumplir su sueño de ser futbolista o hacer una carrera profesional en la ingeniería eléctrica.

Con Información de: Chale México