También Matamoros sufre por ‘megafallas’

0
33
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Arely López Galicia.-

MATAMOROS, Tam.- A consecuencia de la ruptura de una tubería que tenía más de 50 años de antigüedad, desde la madrugada del miércoles, cientos de colonias de Matamoros se quedaron sin agua por más de 12 horas, provocando la molestia de la ciudadanía.

La Junta de Aguas y Drenaje (JAD) de Matamoros informó que esta fuga de agua potable de grandes dimensiones se registró en una tubería antigua ubicada en la calle Toledo entre ocho y once, en la colonia Buenavista.

Desde temprana hora los vecinos reportaban grandes cantidades d agua recorriendo las calles aledañas como la 14, España, Plan de Ayutla, entre otras.

Motivo por el cual tuvieron que suspender el servicio en la Planta Uno, que comprende zona centro y algunas colonias del sector oriente y poniente, coincidiendo lo anterior con una suspensión de servicio que se tenia programada para el mantenimiento en Planta Dos, que dejó parcialmente sin servicio a algunas colonias del sector sur y sur-poniente.

La suspensión del servicio duró hasta alrededor de las tres de la tarde, cuando se terminaron los trabajos de reparación por parte de las cuadrillas de la JAD, quienes lograron resolver el colapso de dicha tubería.

El gerente general de la JAD, Guillermo Lash de la Fuente dio a conocer que en el operativo participaron personal del departamento técnico y cuadrillas, quienes pudieron restablecer totalmente el servicio aproximadamente a las seis de la tarde.

“Lamentablemente, como lo hemos manifestado en ocasiones anteriores, Matamoros cuenta con largas extensiones de tubería con más de cincuenta años de antigüedad, por lo que en cualquier momento se ven afectadas por el desgaste normal, ya que los materiales de los que están elaboradas tienen un lapso de 25 años de durabilidad o de vida, sobre todo en los sectores como el Centro Histórico”, indicó.

El Gerente de la JAD destacó que en años anteriores no se presentaban este tipo de situaciones por la simple y sencilla razón de que no había agua o presión suficiente de agua potable en la red, contrario a lo que en los últimos dos años ha venido sucediendo.

“Ahora hay fugas de agua porque hay presión de agua, gracias al nuevo equipamiento de bombeo, y hay fugas de drenaje porque no había agua ni presión, y ahora si la hay, desafortunadamente es la tubería la que está cediendo ante la presión del agua enviada de las plantas”, puntualizó.

Comentarios