Combate a incendios se queda sin recursos

0
45
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Cd. Victoria, Tam.-
A pesar de que aún no termina la temporada de incendios, y además esta se podría agudizar con la entrada de la Canícula, el Gobierno federal recortó el presupuesto para su control en Tamaulipas

Y es que la Comisión Nacional Forestal (Conafor) ya no tendrá presupuesto para este año para el combate a los incendios, debido a los “ajustes”, reconoció el representante legal de la dependencia en la entidad, Carlos Argueta Spínola.

Señaló que en lo que va del año más de cinco mil hectáreas han sido devastadas por el fuego, principalmente de pastizales, luego de presentarse 21 incendios.

El funcionario federal indicó que están llevando a cabo los ajustes necesarios ante las nuevas indicaciones y las políticas de austeridad aplicadas desde la presidencia de la República.

“Estamos ajustándonos de acuerdo a las nuevas indicaciones que se tienen desde oficinas centrales, para sacar los programas como reforestación, desarrollo forestal, servicios ambientales”, explicó Argueta Spínola.

A pesar de ello, señaló que aún no se presenta un recorte de personal, principalmente operativo, y confió en que no se vaya a dar, pese a que la mayor parte de las dependencias federales están sufriendo el despido de empleados.

Ante ello, estableció que cuentan con el suficiente recurso humano para seguir trabajando en la prevención y control de los incendios forestales en el territorio tamaulipeco.

“Restauración forestal, las brigadas siguen constantes para cualquier incendio que se presente, son poco más de cinco mil hectáreas afectadas por 21 incendios que se han presentado en esta temporada”, puntualizó.

 

ESTADÍSTICAS

El número de incendios forestales en Tamaulipas ha ido en aumento y en los últimos tres años han devastado más de diez mil hectáreas de pastizales.

Según un reporte de la Conafor, en 2017 fueron «devoradas» por el fuego dos mil 720 hectáreas como parte de 17 incendios registrados durante la temporada, es decir, de marzo a agosto de ese año. La zona más afectada fue la serrana en el Altiplano del estado.

Para el 2018, se presentaron menos incendios, 16 en total durante ese mismo lapso, sin embargo, la devastación fue mayor, ya que de acuerdo con la dependencia federal, se afectaron cuatro mil 568 hectáreas, el 85 por ciento fue de pastizales y también la región del Altiplano fue la más afectada.

La mayoría de los incendios son provocados por el intenso calor y la falta de humedad en las zonas, sin embargo, un 35 por ciento de ellos han sido a causa del hombre, ya sea directa o indirectamente.

En el segundo caso, según la Conafor es por dejar basura como vidrios o algún otro elemento inflamable, que combinado con los rayos del sol provoca el fuego.

Los directos son por dejar fogatas mal apagadas, tirar colillas de cigarros encendidas o bien, causar de manera intencional el incendio.

Comentarios