¿Y Dónde Está El Padrón De Morena En Tamaulipas?

0
134
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

De acuerdo a datos del 2017, el Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, en Tamaulipas, cuenta apenas con un padrón de 12 mil 300 militantes.

De esta militancia oficial, formalmente registrada ante el INE, cinco mil 888 son mujeres, mientras que seis mil 412 son hombres. La mencionada afiliación  está distribuida en los municipios de Madero, Matamoros, Tampico, Reynosa, Nuevo Laredo, Mante, Victoria, Río Bravo, San Fernando, y Jaumave, entre los de mayor presencia morenista.

Los municipios de Tamaulipas, con mayor número de afiliaciones son: Matamoros, con mil 902; Tampico con 972 militantes; ciudad Madero con 691 y Altamira con 623. O sea toda la zona conurbada suma dos mil 286, lo cual convierte a la región del sur tamaulipeco, como una potencial definitoria de los asuntos internos en el morenismo. Mante tiene mil 493 militantes, y ciudad Victoria mil 447. Río Bravo con 788, Nuevo Laredo 702 y Reynosa 841. Jaumave tiene 817, un buen número, tratándose de uno de los municipios pequeños de la entidad. San Fernando registra 505.

El hecho de que, MORENA tenga solamente 12 mil 300 militantes, con credencial morenista en Tamaulipas, deja mucho que desear, pues en la elección presidencial de 2018, AMLO obtuvo en esta entidad norestense, la cantidad de 784 mil 984 votos.

Es verdaderamente muy raro este fenómeno, de plano, como para no creerse la circunstancia de que, los dirigentes del partido color ladrillo, le estén cerrando las puertas a la afiliación masiva de ciudadanos en Tamaulipas. Es muy difícil, que de esas casi 800 mil personas que sufragaron a favor de López  Obrador, hace un año, hoy sigan fuera de MORENA, prácticamente en el aire, o bien con credenciales viejitas de otros partidos, como el PRI o el PRD.

Lo anterior provoca que MORENA, sea para efectos legales en Tamaulipas, solo un fantasma, y que su fase inicial de movimiento social, siga estancada, sin evolucionar hacia la construcción de partido político. Todo esto implica una grave contradicción, porque, MORENA es la organización que ganó la presidencia de la República, y la mayoría del Congreso de la Unión, así como buen número de gubernaturas.

Todo esto ha traído ya serios problemas de carácter jurídico-electoral, hacia el seno del morenismo tamaulipeco. El asunto hizo crisis, durante la selección interna de las candidaturas a diputados locales. Simple y sencillamente, el Comité Ejecutivo Nacional de MORENA desconoció las aspiraciones y derechos de quienes buscaron cargos de elección por sus siglas, sin estar afiliados a su padrón de militantes.

Y es que, con el padrón morenista sucede algo muy raro. Hay cientos de miles de ciudadanos que quieren ingresar a ese partido, y simplemente no los dejan. Les cierran la puerta. Esto desde luego, es una grosera contradicción, pues en la propaganda que el partido de AMLO promociona en la televisión, el hoy Presidente del país, dice textual: “Vente con nosotros a MORENA, es la esperanza de México”. Y resulta que, la dirigente nacional Yeidckol Polevnski le cierra las puertas del partido a millones de mexicanos.

El grave problema de la opacidad en el padrón morenista nacional y su fiel reflejo en el desorden que se traen en todos los estados del país, se va a manifestar el 20 de noviembre próximo, cuando se elija a la próxima dirigencia nacional de este partido. Los competidores por el aparato moreno son: Yeidckol Polevnski, (reelección), Bertha Luján, cercana a la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, Mario Delgado, que responde al establo de Marcelo Ebrard y Alejandro Rojas Díaz Durán, el enfant terrible de la contienda interna, que sigue repartiendo candela, y exigiendo una mayor democracia interna.

Imagínese la que se va a armar, si actualmente MORENA tiene registrado ante el INE, un raquítico padrón de 319 mil 449 militantes. Tiene más afiliados el Partido del Trabajo, con 513 mil, 515 militantes. O bien el Movimiento Ciudadano, que acredita ante la institución electoral, a 468 mil 946 personas con credencial.

El PRI, un partido en bancarrota políticamente hablando, tiene registrados a seis millones, 368 mil, 763 en el país. El PRD manifiesta un padrón de cinco millones 254 mil 778 militantes. Obviamente que hace falta una actualización, pues en la actualidad, después de lo ocurrido en el 2018, cientos de miles de militantes priistas y perredistas, ya no militan en esos partidos. Y buscan el ingreso a MORENA, donde groseramente, les están cerrando las puertas.

Pero retomando el asunto del padrón de MORENA, imagínese que la elección interna, de su nueva dirigencia nacional, la llevan a cabo con el viejo padrón de 319 mil 449 militantes, y si solo llega a votar el cincuenta o menos de, cincuenta por ciento, entonces la cúpula morenista que llegue, carecerá de legitimidad. Surgirá de una ridícula minoría.

Comentarios