Carta a…

0
64
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Mauricio Zapata.-

Abrimos esta sección, que será semanal en Punto por Punto, dirigida a alguien a manera de crítica, cuestionamiento o simple análisis.

En esta ocasión será a los seguidores (fanáticos) del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Estimados simpatizantes obradoristas y de la “Cuarta Transformación”:

Desde hace un año están contentos porque su líder ganó las elecciones.

Cierto, las ganó bien. Fue un muy buen candidato. Contra todas las estrategias supo ganarse a mucha gente y luego de tres veces de buscar la presidencia, por fin pudo alzarse con la victoria.

Desde entonces están que no caben. Me parece que la arrogancia y la soberbia ya los dominó. Andan sobrados.

Algunos los definen como “chairos”, hay quien lo hace de manera despectiva, otros como solo un adjetivo, pero hay quien lo hace ahora como una manera de vengarse porque les dicen “fifís”.

Lo cierto es que desde el uno de julio del año pasado el país está dividido.

Ustedes no han entendido que en cualquier democracia debe haber oposición, detractores y, desde luego adversarios y críticos. Es parte de la democracia. Ustedes mismos lo fueron en su momento. Y es muy sano.

En ese entonces pidieron respeto y libertad. Afirmaron que era parte de su derecho. Protestaron, marcharon, se manifestaron, incluso insultaron y ofendieron.

En ningún momento se les dijo traidores de la patria ni tampoco se les impidió que protestaran o expresaran sus ideas. Al contrario. De hecho, se metieron con familiares e hijos de los gobernantes de entonces.

Por eso me parece que no deben quejarse de quien difiera del gobierno o del propio presidente López Obrador.

Está bien que defiendan sus ideales, pero están cayendo en lo que tanto cuestionaron, en lo que tanto criticaron. Se están convirtiendo, pues, en lo que tanto odiaron.

Hay que debatir, sí, pero no como lo hace la mayoría de ustedes. Hay que sustentar y argumentar. Hay que estar a la altura y no caer en los insultos que tanto les gusta a ustedes.

Es cierto, la oposición no ha demostrado tampoco congruencia, pero ustedes han alentado eso, es decir, ustedes mismos, fanáticos obradoristas, son parte fundamental en la división que hay en el país y lo han hecho insultando.

Ustedes creen que la persona que cuestiona al mandatario nacional es un “chayotero” pagado por “los neoliberales del PRIAN”.

¿A poco nadie puede tener criterio propio para poder criticar lo que creemos que es criticable?

No entiendo por qué aseguran que quien no está de acuerdo con las políticas presidenciales es un traidor.

¿Por qué la gente debe adular a Andrés Manuel López Obrador?

Parece como si ustedes hubieran estado siempre en el poder, porque no soportan que alguien cuestione al gobierno como si ustedes no lo hubiesen hecho.

Cuando alguien dice que como no votó por AMLO, no es su presidente, ustedes rápido contestan “es tu presidente, y échate Vitacilina”, como si no recordaran que cuando López Obrador desconoció a Felipe Calderón ustedes decían que era espurio. Con Peña Nieto siempre señalaron que era el “presidente de los pendejos” y no el suyo.

¿Por qué ahora cambian radicalmente de idea y quieren… exigen respeto a la investidura presidencial si ustedes jamás lo hicieron?

Nos guste o no Calderón, Peña y López son parte de la historia y ya dos fueron presidentes.

¿Por qué sólo existe democracia cuando les favorece y cuando no, entonces es fraude?

Entiendan, vivimos en una sociedad cambiante y la política es una rueda de la fortuna.

Es momento de respetar y de dejar de dividir al país. Ustedes son los principales impulsores de la polarización.

Dejémonos de cosas. Critiquemos lo criticable y aplaudamos lo plausible. Eso es equilibrio.

EN CINCO PALABRAS.- Ya no escupan para arriba.

PUNTO FINAL.- El fanatismo no tiene límites.

Twitter: @Mauri_Zapata

Comentarios