Amadrina Beatriz Gutiérrez patrulla oceánica ‘Tabasco’

0
25
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Adela Hernández.-

TAMPICO, Tam.-  En el astillero número uno de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) se llevó a cabo la ceremonia de botadura de la Patrulla Oceánica ARM “Tabasco” PO-168, que fue amadrinada por la doctora Beatriz Gutiérrez Müller, quien estuvo acompañada del general Luis Crescencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional; el almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina, autoridades civiles y militares.

Durante este acto, el Secretario de Marina afirmó que “al término de su tiempo de alistamiento esta unidad habrá de unirse a la flota naval de México, para efectuar patrullajes de disuasión, intercepción y vigilancia, así como ejercicios multinacionales, cruceros de instrucción, apoyo a la población civil y labores de salvaguarda de la vida en la mar.”

“Habrá de servir a nuestra nación, con una ventaja en su operatividad, que le permitirá permanecer por largos periodos de tiempo en la Zona Económica Exclusiva, sin depender de los apoyos logísticos en tierra. Además de que contará con un helicóptero y embarcación interceptora, que lo convertirán en un trinomio en la mar”.

Acerca del Astillero de Marina Número Uno, el Alto Mando de la Armada de México expresó que “su experiencia como uno de los astilleros navales más productivos de esta institución, con una bitácora de 104 buques construidos a la fecha, ha quedado una vez más de manifiesto. Estas instalaciones, además de cumplir con su misión, han apoyado a nuestro país al generar en promedio dos mil 500 empleos directos e indirectos”.

Asimismo, como parte del protocolo de botadura, la doctora Beatriz Gutiérrez Müller, madrina de la unidad, bautizó este nuevo buque con la tradicional ruptura de una botella de licor regional en la proa del casco; para lo cual cortó el hilo con el hacha ceremonial, mismo que liberó una botella de tequila, en homenaje a esta región tamaulipeca; acto con el que se inició el descenso del buque hasta quedar a flote, bañado por primera vez en aguas del Golfo de México, para iniciar su fase de alistamiento.

En su intervención, la doctora Beatriz Gutiérrez Müller, madrina de este buque de la Armada de México, dio unas palabras de buenaventura y esperanza para la primera tripulación, “este barco circunnavegará, se alejará y cuyos tripulantes experimentarán el sabor del mar, les deseamos lo mejor, los mejores vientos, las mejores estrellas, pocas tormentas, pocos obstáculos, pero sobre todo les esperamos de vuelta con amor, donde están sus casas, sus familias, donde siempre habrá un beso, un abrazo”.

La Patrulla Oceánica ARM “Tabasco” PO-168 cuenta con una tripulación de 81 elementos altamente capacitados y entrenados para realizar operaciones de búsqueda y rescate para salvaguardar la vida humana, así como acciones de apoyo a la población civil, protección de recursos pesqueros, defensa y protección de las aguas nacionales, entre otras operaciones.

Entre las características de esta unidad destacan que tendrá una autonomía de ocho mil 650 millas náuticas a una velocidad de crucero, contará con una capacidad de transporte de 39 personas, así como con todos los compartimentos habitables, además de un hangar y sistema de anaveaje modular (medios para que un helicóptero se pose en la cubierta de vuelo).

Es de destacar que la construcción naval en México ha evolucionado significativamente con los astilleros de Marina en ambos litorales del país, donde se optimiza su capacidad constructora impulsando el empleo y desarrollo tecnológico de vanguardia, atendiendo las necesidades para salvaguardar la soberanía nacional. En ellos se diseñan, construyen y reparan buques para la Armada de México y otros tipos de barcos para los sectores públicos y privados.

La Patrulla Oceánica ARM “TABASCO” PO-168 en relación a sus antecesores, posee importantes cambios tales como el mejoramiento de su estabilidad y comportamiento marinero que la hace más resistente a las condiciones que se presenten en la mar.

De esta manera, al continuar forjando la historia nacional con la construcción de este tipo de buques, se fortalece el Poder Naval de la Federación, para cubrir con las necesidades institucionales de unidades a flote, que impulse el desarrollo de la mano de obra cien por ciento mexicana con altos estándares de calidad a nivel mundial y la creación de más empleos, así como el desarrollo de la industria auxiliar en la región, fortaleciendo en muchos aspectos el desarrollo y bienestar nacional.

Con estas acciones la Secretaría de Marina Armada de México como Autoridad Marítima Nacional, en funciones de Guardia Costera, impulsa la construcción de nuestros propios buques y suma esfuerzos para reactivar la economía y la generación de empleos en el país.

 

Comentarios