Necesidad de cambio

0
54
Alfredo Guevara
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Alfredo Guevara.-

Más de uno coincide en que ENRIQUE CÁRDENAS DEL AVELLANO es la persona idónea para la Presidencia del Comité Directivo Estatal del PRI, partido que necesita más que una sacudida en todos los aspectos. ENRIQUE es una persona que ha ocupado cargos de elección popular de diversa índole, ha sido alcalde y formado parte de la estructura de Gobierno en más de una ocasión. Ha sido disciplinado, leal e institucional, pero también crítico cuando lo ha considerado, en aras de que se entienda cuál es el mejor camino para posicionar al partido en Tamaulipas. Como cualquier militante, CÁRDENAS DEL AVELLANO desea dirigir de nueva cuenta al partido en Tamaulipas. Prácticamente lo hizo patente desde que RAFAEL GONZÁLEZ BENAVIDES se desligó de la presidencia para asumir la diputación local. Y, aunque pudieron no haber sido los tiempos, ENRIQUE presionó en ese entonces a AÍDA ZULEMA FLORES para que emitiera la convocatoria que sentara las bases para un proceso de selección interna para presidente y secretario general. Desde esas fechas, el CDE del PRI ha tenido interinatos en la persona de SERGIO GUAJARDO MALDONADO y más adelante con YALHEEL ABDALA CARMONA, a quien el CEN del PRI designó para hacerse cargo del partido ante la elección que estaba en puerta. El tiempo ya se agotó, aunque todavía le queda el cargo de presidenta hasta el mes de septiembre, que es cuando se desahogan todos los recursos interpuestos para definir el número de diputados por el principio de representación proporcional. Desde luego que primero vendrá el proceso de selección de presidente y secretario general del CEN del PRI para que, posterior a ello, se definan las cosas en varias entidades del país, entre ellas Tamaulipas y se elija al nuevo dirigente estatal. Tendría que ser antes de que termine este año, para que esté en condiciones de iniciar los trabajos de cara hacia la próxima elección en Tamaulipas, en este caso de alcaldes y diputados locales. Habrá que decir que si bien en 2019 no habrá elecciones, en el 2020 el proceso próximo arrancará en el mes de septiembre, toda vez que la elección de alcaldes y diputados locales será en el 2021. Por ello es importante que no pase el año para que se elija en Tamaulipas al nuevo presidente y secretario general del CDE del PRI. Más de uno aduce que la persona idónea es ENRIQUE CÁRDENAS DEL AVELLANO, ya que es un político que no se amedrenta, que le gustan los retos y que por más complicados que estén los escenarios, ha sacado adelante su responsabilidad. Ejemplo hay muchos. El PRI necesita de un liderazgo, con una persona que tenga los pantalones bien puestos, que no le tiemble la mano y que esté probado en las urnas. Es decir, de una persona que no permanezca callada y que, contrario a ello, abandere las causas populares. Podríamos decir que desde los tiempos de LUIS ENRIQUE RODRÍGUEZ “El Pipo”, como dirigente estatal del PRI, a la fecha no se realiza una movilización en respaldo a las causas populares. Y temas han sido muchos. No vayamos muy lejos. De la crisis del agua que padece la Capital del Estado no se ha movido un dedo, aun cuando es un tema que se puede capitalizar políticamente hablando, sobre todo por un instituto político que, sea como sea, conserva su militancia. ¿Recobraría la confianza de la gente el PRI con una manifestación por el tema del agua? Desde luego que sí, aunque no faltaría quien lo tomara como tema político. Y es válido. La gente, y no solo del PRI, hoy en día se siente desprotegida, sin un respaldo político. A la población se le convence con acciones en la calle y no detrás de un escritorio. CÁRDENAS DEL AVELLANO es un político entrón, que no dudaría ni un momento en encabezar una movilización de ser solicitada no tanto por la gente que milita o simpatiza con el PRI, sino por quien lo conoce, sabe de su capacidad y experiencia para encontrarle solución a la problemática social. En fin.

[email protected]

 

 

Comentarios