Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Por toda su vida, los perros K9, son entrenados para cumplir misiones de rescate y salvamento aunque pongan en peligro su integridad para apoyar a los bomberos, policías e inclusive paramédicos en sus tareas.

Este es el caso de Audi, un pastor alemán que acompaña siempre al oficial de policía Mander, siendo en una misión cuando un hombre llamado Dan O’Sullivan lo atacó, causándole una grave lesión en el cráneo, por lo que fue arrestado.

Sin embargo, «Audi ya no se siente mal y está de vuelta en el trabajo», mientras que O’Sullivan enfrenta cargos por resistencia a la autoridad, agresión a un oficial y se convirtió en la primera persona en enfrentar cargos por la Ley de Finn.

Esta Ley fue hecha especialmente para proteger a los perros de servicio. Audi es un perrito muy querido en la comunidad de Stafforshire y su lesión preocupó a todos los habitantes del lugar, quienes le enviaron tarjetas y buenos deseos al perrito.

El pastor alemán se recuperó gracias a los cuidados intensivos y a todo el amor que recibió tuvo una rápida recuperación. Ahora la policía tiene de vuelta a uno de sus miembros más importantes de vuelta al trabajo, dispuesto a ayudar a quien lo necesite.

«Tuvo mucho descanso y TLC y afortunadamente se recuperó bien y no parece haber ningún daño duradero para él. Nos gustaría dar las gracias a todos los que enviaron algo a Audi, realmente fue apreciado», comentó Mander, compañero de Audi.

Con Información de: UPSOCL

Comentarios