Aterriza nuevo Sindicato de Salud

0
1393
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.-
La dirigente nacional del naciente Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Salud (Sinaitsa), Laura Sánchez Castillo, advirtió que podrían proceder legalmente contra quienes han estado sembrando lo que calificó como «terror sindical», para evitar que se cambien a otra organización.

Lo anterior durante una rueda de prensa ofrecida este viernes, en la que presentó a Gustavo Camacho Ortega como inminente dirigente de la primera sección del Sinaitsa, que se está conformando en la entidad.

«Tenemos muchas pruebas, hace algunos días colocaron unas mantas, lo que es totalmente ilegal y queremos pensar que no lo saben, incluso podemos demandar a quien lo hizo, porque ahorita gracias a la Cuarta Transformación hay una libre sindicación», advirtió.

Sánchez Castillo añadió que esto significa que los trabajadores pueden pertenecer al sindicato que quieran e incluso no estar en ninguno, ante lo cual y por desesperación, aseguró, en Tamaulipas están repartiendo a diestra y siniestra becas.

«Pero son nuestros derechos y no pueden ser coartados aun y cuando cambiemos de sindicato, también les están pidiendo a los compañeros en ese mismo instante que se reafilien, no entendemos por qué lo hacen si este mismo dirigente ha dicho que somos un sindicatito, entonces cuál es su miedo», señaló.

Añadió que pese a calificarlos como un «sindicatito», están teniendo aceptación en todo el país y adelantó que en Tamaulipas se formará la primera sección, pues aseguró que aquí hay trabajadores aguerridos, que saben que lo único que tienen qué perder en esta lucha sindical es el miedo.

«Porque a los trabajadores de Salud en la actualidad no les violan sus derechos laborales las autoridades, sino el mismo sindicato, que ha sembrado el terror sindical a nivel nacional y lo que les decimos a los compañeros es que los derechos adquiridos no se pierden, solo se cambia de sindicato porque ya basta de vivir de rodillas», concluyó.

Comentarios