Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Alfredo Guevara

Cd. Victoria, Tam. – Los incidentes violentos que se han registrado en tiendas comerciales del Valle de Texas, es consecuencia de una legislación laxa o abierta para adquirir armas por cualquier persona en los Estados Unidos, cuyas repercusiones han tenido impacto en este lado de la frontera.

Por lo anterior es necesaria una solución de fondo, en la que EU elabore una legislación más dura, que determine a quienes, qué tipo, con qué fin y de esa forma controle la adquisición de armas, estableció Mariana Rodríguez Mier y Terán.

La secretaria de la Comisión de Justicia en la Cámara de diputados federales apuntó que con ese tipo de medidas se podrá identificar qué personas desean comprar un arma para causar un daño a otras, “y no como ahora que las compran con mucha facilidad hasta en centros comerciales”.

Desafortunadamente, consideró que al Gobierno de los Estados Unidos le ha faltado voluntad política para trabajar de manera coordinada con México, tratándose de uno de los negocios más lucrativos como lo es el trasiego de armas.