Incendio en el Amazonas lleva tres semanas

0
167
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Londres, 20 Ago (Notimex).- Mientras el #PrayForAmazonia se viralizaba en las redes sociales para llamar la atención del mundo hacia la Amazonía brasileña, en llamas desde hace tres semanas; un nuevo estudio advirtió que la pérdida de su cobertura forestal podría ser más grande de lo que se estima.

Con esa etiqueta sobre la Amazonía, los usuarios de Twitter se pronunciaron sobre la “emergencia internacional” de incendios que devastan la selva tropical de Brasil y criticaron la falta de acción del gobierno del presidente de esa nación sudamericana, Jair Bolsonaro.

“La selva amazónica ha estado ardiendo!! Estamos a punto de perderla por completo si no se apaga el fuego”; “la pérdida de árboles, la pérdida de biodiversidad, eso acelerará el cambio climático”; “el pulmón del mundo lleva 16 días incendiándose y nadie hace nada”, son algunos comentarios de internautas.

Un gran incendio comenzó a finales de julio pasado en una reserva ambiental en el estado brasileño de Rondonia, en la frontera con Bolivia, y posteriormente se originaron otros en la región, poniendo en riesgo la vida de residentes locales y animales.

Una semana después, el estado de Amazonas declaró el estado de emergencia después de que aumentara el número de incendios, que se extendieron hacia el estado de Mato Grosso.

Los incendios son tan intensos que se pueden ver desde el espacio, ya que han generado una gruesa capa de humo sobre un área de alrededor de 1.2 millones de millas cuadradas. Por ahora se desconoce si el fuego fue causado por la actividad agrícola o la deforestación, que se han acelerado bajo la presidencia de Bolsonaro.

Los usuarios de Twitter criticaron también a los medios de comunicación por prestar muy poca atención a las llamas del Amazonas, particularmente dado el papel esencial que desempeña la selva tropical en la absorción de dióxido de carbono que calienta el planeta, capacidad por la que se le considera el “pulmón del mundo”.

Tras el lanzamiento de #PrayforAmazonia, la víspera, la etiqueta se convirtió en tendencia en México y a nivel mundial alcanzó el estatus de Trending Topic en la red social Twitter.

La situación parece ser más grave de lo que se ha confirmado oficialmente, pues de acuerdo con un nuevo estudio la pérdida de cobertura forestal resultante de la deforestación en la Amazonía brasileña puede ser 15 por ciento mayor.

El estudio, dirigido por la Universidad de Oklahoma, generó mapas anuales mejorados de la cubierta de bosques tropicales en la Amazonía brasileña entre los años 2000 y 2017, lo que proporcionó una mejor caracterización de la dinámica espacio-temporal del área forestal, la pérdida y la ganancia en esa región.

La cuenca del Amazonas tiene los bosques tropicales más grandes del mundo; sin embargo, los rápidos cambios en el uso del suelo, el clima y otras actividades humanas han provocado una deforestación sustancial durante las últimas décadas.

Las estimaciones del área de bosque tropical en la Amazonía brasileña a partir de este estudio fueron 15 por ciento más altas que las estimaciones del conjunto de datos forestales PRODES, además revelan un aumento renovado de la pérdida de área de bosque tropical después de 2013, impulsado en parte por el cambio en el uso de la tierra y la intensidad del fenómeno El Niño en 2015/2016.

Los resultados del estudio, publicados en la revista británica Nature Sustainability, sugieren que tal pérdida podría tener implicaciones significativas para la política de uso de la tierra, el manejo y la conservación de los bosques, el ciclo del carbono terrestre, la hidrología y el clima.

Hallazgos previos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE, por sus siglas en portugués) revelaron que el Amazonas perdió 739 kilómetros cuadrados durante el mes de mayo, lo que equivale a dos campos de fútbol por minuto.

Comentarios