Crean dos juzgados en materia familiar

0
58
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Ante el incremento de juicios en materia familiar, el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado aprobó la apertura de dos nuevos Juzgados en Altamira y Nuevo Laredo.

Los acuerdos generales 10/2019 y 11/2019 publicados en el Periódico Oficial del Estado, refieren que en Altamira fue creado el Juzgado Séptimo de Primera Instancia Familiar y en Nuevo Laredo el Juzgado Tercero de Primera Instancia Familiar.

Con ello, el Poder Judicial busca descongestionar los tribunales que operan en los Distritos Judiciales segundo y tercero respectivamente.

En su resolución, el Consejo de la Judicatura estableció que: “en consideración a los reportes estadísticos con que cuenta respecto de los asuntos ingresados, resueltos, en trámite y reactivados, entre los diversos juzgados con competencia de materia familiar, ubicados en los distintos distritos judiciales del estado, se pone de manifiesto el evidente y marcado aumento en los asuntos de la referida materia”.

En el segundo Distrito con cabecera en Altamira, operan seis Juzgados en materia Familiar de los que cada uno conoce en promedio de mil 400 asuntos al año.

“En ese sentido, tomando en cuenta que el número de negocios en esa materia ha ido en aumento, cuya tendencia se acentúa además por el incremento de la población y, con ello, la problemática inherente al derecho de familia; se concluye que los seis actuales Juzgados son insuficientes para despachar con eficiencia los procedimientos relativos con la especial atención que la citada materia requiere”, indicaron.

Y añadieron: “En consecuencia, con el objeto de otorgar una mejor y adecuada prestación del servicio de impartición de justicia, se estima justificada la creación de un nuevo Juzgado de Primera Instancia Familiar en el Segundo Distrito Judicial”.

Los argumentos de los Consejeros para crear el Juzgado de Nuevo Laredo, son muy similares a los usados en el caso de Altamira.

Durante los últimos años, los juicios en materia familiar han registrado un incremento alarmante que mantiene saturados los Juzgados existentes.

Ante ello, algunos magistrados y jueces han expuesto la urgencia de acelerar la incorporación de la justicia oral a la materia familiar para resolver con mayor prontitud los asuntos.

Además, consideran la necesidad de impulsar reformas legislativas para simplificar el proceso judicial en esa materia.

Por ejemplo, el Magistrado de la Séptima Sala Civil y Familiar, Jesús Miguel Gracia Riestra, explicó en entrevista reciente que anualmente, cada Juzgado Familiar conoce en promedio de mil 500 expedientes mientras que un Juzgado Penal apenas tiene una carga de entre 300 y 350 asuntos.

Por ello se manifestó a favor de apresurar la simplificación de la justicia en todos sus ámbitos.

Por ejemplo, dijo, sería un gran paso que en materia familiar se eliminara el requisito de que quien va a promover un juicio lo haga a través de un abogado.

Lo ideal, señaló, sería que quien lo deseara acudiera sin representación legal como una forma de ahorrarle recursos y agilizarle una respuesta a su demanda de justicia.

“Creo que son aspectos hacia los cuales tendremos que caminar paulatinamente, porque es una exigencia de la sociedad”, señaló.

 

Comentarios