La violencia no se combate con violencia

0
27
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Alicia Caballero Galindo.-

Ni superior ni inferior; tanto la mujer como el hombre somos generadores de vida y necesarios para el equilibrio natural de la humanidad. Deben entenderlo

 

En virtud de la reciente agresión perpetrada a la Columna de la Independencia, que fue vandalizada con la bandera de una “causa justa” se impone hacer un recordatorio del significado de dicho monumento e intentar entender el trasfondo de la horda que perpetró tal acción.

Empecemos haciendo un poco de historia y recordemos los orígenes y significado de este monumento icónico que se alza el Paseo de la Reforma en la capital de nuestro país.

El Monumento a la Independencia, mejor conocido como el Ángel de la Independencia es uno de los símbolos más representativos de la Ciudad de México, y fue inaugurado en 1910 por el entonces presidente de México, Porfirio Díaz, para conmemorar el Centenario de la Independencia de México. Para quienes visitamos esporádicamente la capital y amamos nuestros orígenes, es importante visitarlo y admirar con orgullo su artística edificación y significado.

La escultura del Ángel, es una figura hueca de bronce, que representa a la Victoria Alada en actitud de vuelo con las alas abiertas, con el brazo derecho extendido y sosteniendo una corona de laurel en actitud de colocarlo sobre la cabeza de los héroes, el brazo izquierdo extendido hacia abajo y atrás sosteniendo en la mano una cadena rota de tres eslabones símbolo de los tres siglos del virreinato y la dependencia política de España. Está revestida por hoja de pan de oro.

En la base de la columna, se encuentran inscritos 24 nombre de las figuras más insignes del movimiento independentista. Además, reposaron ahí, hasta 2010, los restos de los héroes de la Independencia. Fueron removidos, en esas fechas, para ser exhibidos y rendirles honores con motivo del bicentenario del movimiento de Independencia.

Cada piedra, de esa escultura, sus bajorelieves, sus placas de mármol y leyendas inscritas, representan un trozo de la historia inmortalizado para estar presente en el “hoy” de todos los tiempos. Quienes nos sentimos orgullosos de ser mexicanos, respetamos y honramos esa historia que alberga nuestras raigambres, y nos sentimos ofendidos por la agresión perpetrada al mayor de los símbolos de México, por un grupo de mujeres inconformes con las arbitrariedades cometidas en contra del sexo femenino y la indiferencia de las autoridades, ante tantas vejaciones y abusos, sufridos, así como la impunidad ante tantos feminicidios, que se han convertido en parte de la cotidianidad sin que nadie haga nada, ante tal problema. La gota que derramó el vaso, fue la agresión sufrida por una jovencita, en días pasados a manos de unos policías, que no fueron castigados por sus abusos. Hay miles de voces anónimas que relatan violaciones de todo tipo contra el sexo femenino, cometidos en prisiones, fábricas, espacios gubernamentales y más, además de las atrocidades que llevan a cabo en el campo y la provincia.

Los datos oficiales indican que el primer cuatrimestre de este año ha resultado el más violento para las mujeres del que se tenga registro con 311 feminicidios perpetrados a lo largo del país. El estado de Oaxaca, es uno de los más afectados; cuenta desde 2018 con la declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), la cual ha sido decretada en 40 de los 570 municipios en los que se divide este territorio. Junto a este estado, en otras 16 entidades se ha activado este mecanismo de protección hacia las mujeres que activa el gobierno federal. De acuerdo a los últimos datos reportados, Veracruz el  estado donde se han registrado más feminicidios en lo que va del año

La frontera norte, en Ciudad Juárez, siguen desapareciendo mujeres, las comunidades indígenas también son víctimas de acoso femenino y tráfico de niñas y adolescentes, continúa…

La reciente protesta de los grupos de mujeres es justificado pero… hacer lo que hicieron, vandalizando un símbolo nacional que mundialmente nos representa así como nuestros Símbolos Patrios, es una falta total de respeto a nuestra historia y sus símbolos.

La violencia, no se combate con violencia; la manifestación es válida, justificada y necesaria pero agredir así a un ícono de nuestra libertad, sólo significa “una mano negra” detrás del movimiento con el afán de desvirtuarlo.

Fue lamentable además del vandalismo, las agresiones perpetradas a periodistas que, arriesgando su integridad física, se aventuraron a mantener informados a los medios noticiosos. Una de las agresiones fue captada por algunas cámaras y el agresor, ya está tras las rejas.

Recordemos que la violencia empieza, donde se agota la inteligencia para dirimir nuestras diferencias…

Estimados compatriotas: Si bien la Constitución Mexicana, defiende nuestro derecho a manifestarnos y protestar contra lo que creemos injusto, también es necesario entender lo que significa la libertad y ésta, tiene un límite infranqueable: la libertad de los demás…

Se aproximan las Fiestas Patrias; celebrarlas no significa gritar en la plaza, vestirse con ropa típica y cenar pozole con tequila… ser mexicano, es más que eso.

Este poema es de lo primero que escribí hace más de 35 años

 

SER MEXICANO

 

Ser mexicano, es un orgullo

descender de una estirpe de titanes

que de sangre regaron los anales

de una Historia de epopeyas y de triunfo

significa llevar en nuestras almas

la suprema misión, que en lo futuro

jamás mancille ningún verdugo

el soberano territorio de la Patria.

 

Ser mexicano, señor, es un orgullo.

Haber nacido en este fértil suelo

al que Dios bendijo con su gracia

donde la tierra da con abundancia

para todo el que trabaja su sustento.

 

Para cada mexicano es un gran reto,

una voz que emana en la conciencia

superarse con ahínco y gran constancia

y alcanzar grandes metas con su empeño.

 

Ser mexicano, es un orgullo.

Libertad cultivada tanto tiempo

Hoy florece y aspiramos su fragancia

defendámosla con honor, con arrogancia

y hagamos de nuestra tierra su templo.

 

No permitas, mexicano que en tu pecho

de otros pueblos se aniden las sonancias

de doctrinas y otros héroes que aquí son parias

y cual hienas, te verán deshecho

 

¡Y que ondee en lo alto nuestro triunfo!

¡Con su real señorío nuestra águila!

¡Nuestro Himno, nuestros héroes, nuestra Historia!

¡Ser mexicano, es un orgullo!

Comentarios