Mujer celebraba bautizo y al despertar estaba en Ibiza

"Es la cosa más estúpida que hecho", afirma Rachel

0
134
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Lo que empezó como lo que sería un bautizo normal, terminó en toda una locura para Rachael Wynn, una mujer de Reino Unido a quien se le salieron las cosas de las manos.

La mujer, de 32 años, contó que llegó a Ibiza el domingo pasado, solamente con un vestido de seda, su pasaporte y una tarjeta de crédito. Durante una ceremonia bautismal, y estando en estado de embriaguez, la mujer decidió tomar un vuelo para irse con rumbo a la paradisiaca isla, donde amigos de ella celebraban un cumpleaños.

«Es la cosa más estúpida que hecho», afirma Rachel, que ha reconoció que se ausentó del trabajo debido a la «tontería» hecha. «Estaba en un bautizo y también era el cumpleaños de mi amigo ese día, así que fui a su casa tras la celebración. Ellos ya estaban en Ibiza y me ofrecieron ir hasta allí, así que lo hice», acepta.

«Mi jefe se enfadó bastante conmigo, pero creo que ya se le pasó. Se sentirá decepcionado, pero, afortunadamente, terminará viéndole el lado divertido», dijo optimista Wynn, a quien su locura le valió nada más y nada menos que 800 euros.

Comentarios