Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Una vez confirmada la pelea que sostendrá en Diriyah, Arabia Saudita, frente a Anthony Joshua el 7 de diciembre, Andy Ruiz Jr. tiene dos objetivos por delante: acabar con la carrera del pugilista británico y demostrar la grandeza del boxeo mexicano.

Después de semanas de incertidumbre originada por la negativa de Ruiz de pelar en suelo árabe y de no estar conforme con la ganancia económica que obtendría, todo quedó zanjado y es un hecho que se efecturará la pelea como originalmente se planteó, según el promotor Eddie Hearn.

Ante tal anuncio, de manera inmediata apareció Ruiz en sus redes sociales para lanzar el contundente mensaje en el que se lee: «Destroné al rey el pasado 1 de junio e hice historia al ser el primer mexico-estadounidense en ser campeón mundial de peso pesado. Ahora voy a tratar de finalizar su carrera en el desierto. Mostraré la grandeza del boxeo mexicano en Arabia Saudita»

Según reportes de la cadena ESPN, el equipo de trabajo del triple campeón de pesos pesados de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Organización Mundial de Boxeo (OMB) y Federación Internacional de Boxeo (FIB) habría exigido que los tres jueces y el réferi tengan un respaldo de 50 peleas de campeonato del mundo, con el fin de evitar suspicacias en la pelea más esperada en lo que resta del año.

Anteriormente el mexicano ha había demostrado su deseo de dar otra gran batalla ante Joshua, a quien derrotó en una sorpresiva pelea efectuada el 1 de junio en el Madison Square Garden.

Comentarios