Carlos resta paciencia para sumar experiencia

0
60
Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos

Shalma Castillo.-

Lo suyo, lo suyo… es cálculo, los números y la raíz cuadrada.

Las matemáticas son su pasión y lo han llevado a aprender por el mundo.

Convertirse en profesor es su convicción… Carlos Alberto González Salazar tiene 22 años y es originario de Ciudad Victoria, Tamaulipas, pero hasta los 18 años creció en Chicontepec, Veracruz.

Su madre, maestra educadora y su padre, campesino… quienes lo han impulsado para llegar hasta las grandes ligas de las matemáticas en Latinoamérica.

Estudia Ciencias de la Educación, con Acentuación en Enseñanza de las Matemáticas en la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT).

Ha representado a la Universidad en México, Perú, Colombia y Cuba…

ASÍ EMPIEZA EL APRENDIZAJE MATEMÁTICO

Los primeros 18 años de su vida los vive en Veracruz, al concluir la preparatoria y al no haber variedad de escuelas de nivel superior, regresa a su natal Victoria.

La meta profesional es graduarse como profesor, en aquel entonces todavía no sabe si en alguna especialización.

En el primer semestre una maestra lo convence de entrar en la acentuación de las matemáticas.

Ahí es cuando conoce sobre todos los proyectos que puede realizar a lo largo de la carrera, los concursos y congresos en los que tiene oportunidad de participar.

En segundo semestre es su primera participación como juez en unas olimpiadas estatales de matemáticas; “Jugando con las Matemáticas”, ahí hace un reporte de investigación y lo presenta en el primer congreso.

El congreso “Reunión Latinoamericana de Matemática Educativa” se lleva a cabo en el Tecnológico de Monterrey.

Para poder asistir a dicho evento y obtener apoyo por parte de la Universidad, primero realiza una solicitud en la facultad, mostrando la carta de aceptación del congreso y realiza un escrito donde explica cómo es que contribuye ese tipo de experiencias a su formación profesional.

APRENDIENDO POR LATINOAMÉRICA

En 2017 sale la convocatoria para participar en el congreso de Lima, ahí aplica un proyecto en equipo con otra compañera; juntos meten una ponencia para aplicar la carta aceptación y solicitar recursos a la Universidad.

Ahí presentan una investigación sobre cómo es el desempeño de alumnos en secundaria; “específicamente en estudiantes mujeres, porque es un estudio de género y queremos saber cómo se desenvuelven las chicas en clases de matemáticas”.

Comparte que dentro de la rama de la matemática hay muchas teorías y modelos de aprendizajes, y en ese congreso, tanto estudiantes, profesores e investigadores de todo Latinoamérica exponen los resultados de sus investigaciones, lo que le ayuda a tener una perspectiva más amplia de lo que se puede hacer, y tomar referentes para impartir clases de esta materia.

 

VERANO DELFÍN

El Verano Delfín es un programa que da la oportunidad de estar con un investigador por un mes y medio para ayudarle en sus proyectos académicos, y a su vez aprender.

“En un verano de este programa, la maestra me ayuda a completar mi trabajo de investigación. Ese verano del 2017 voy a Perú y al Congreso Delfín en Nuevo Vallarta para exponer los resultados”.

 

MEDELLÍN, COLOMBIA

En el congreso celebrado en ese país también presenta una investigación realizada en clase.

El procedimiento es igual; aplicar carta de aceptación y pedir apoyo a la Universidad para cubrir gastos del viaje, sin embargo la escuela en ese momento se encuentra en un proceso de cambio y únicamente les brindan el apoyo con inscripción al congreso, así que busca otra opción y mete junto con otro compañero beca en el DIF para poder participar en la edición 2018.

En el verano de este año también va a Puerto Vallarta a exponer el trabajo, “aquí estás en contacto con estudiantes universitarios de todo el país, y conoces a chavos de diferentes ramas”.

“Son experiencias distintas pero tienen similitud; no solo conoces cuestiones académicas, también aprendes otras culturas, haces amigos de otros países, otras maneras de ver el mundo que sirve para tu formación integral”.

 

LA HABANA, CUBA

La más reciente participación es en este año, en La Habana.

“El proceso es completamente igual; muy tardado. Pedir la gestión y platicar el proyecto, aquí también enfrentamos complicaciones; para ello mandamos una carta explicando que somos un caso especial, que ya trabajamos en otras investigaciones y que la participación de este congreso es importante porque podemos difundir los trabajos”.

Platica que para las clases, como proyecto final tienen que hacer una propuesta de intervención para el desarrollo de una noción matemática en específico.

“En el 2018 un compañero y yo realizamos un trabajo sobre la enseñanza de ejes de simetría y también la enseñanza para trabajar algebra con niños de primaria, y este trabajo presentamos en el congreso de Cuba”.

Comparte que en el congreso les dan muchas oportunidades, porque las personas que asisten brindan otras perspectivas y ayudan a reforzar el trabajo.

“Es una comunidad científica que te ayuda a reforzar tus conocimientos”.

 

¿POR QUÉ MATEMÁTICAS?

“Siempre me han gustado las matemáticas, pero en un principio el único objetivo es ser docente, vengo de una familia de docentes y ver cómo trabajan, estar cerca de la gente, los ayudan, siempre me ha gustado, es por eso que vengo a Victoria con la idea de ser maestro, sin saber de qué tratan las carreras. El primer año una maestra que imparte matemáticas básicas me dice que soy bueno en esta materia y me convence. Y las matemáticas han logrado enamorarme, quiero hacer las matemáticas más accesibles para los estudiantes”.

En el verano de investigación de La Academia Mexicana de la Ciencia, trabaja en el proyecto de enseñanza y ejes de simetría en primaria, ahí logra realizar un programa muy importante para su formación.

En el mes de diciembre espera participar en un evento en Baja California, pero apenas está en proceso de solicitar beca.

 

¡NO SE RINDAN!

“Es complicado, si tienen alguna inquietud en su profesión y quieren seguir desarrollándose más, recomiendo que se acerquen a un profesor que le tengan confianza, trabajar en conjunto.

Hay que ser perseverantes, los trámites son muy tardados, y es muy importante argumentar en qué contribuye a tu formación e impacto de la investigación.

Lo primero que te dicen es que no hay recurso. Pero debes fundamentar la importancia del trabajo y no rendirse, insistir. También hacer prioridades, he sacrificado cuatro vacaciones, he ido poco a casa porque me quedo trabajando en investigaciones, pero todo tiene su recompensa”.

Además, conocer gente de otros países es muy enriquecedor, conocer otras culturas hace que valores más tu país.

“Tengo amigos profesores y alumnos de otros países y estoy en contacto con ellos, si tengo duda o proyecto les platico y me recomiendan autores y es muy enriquecedor”.

 

Comentarios