Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

El vuelo LS765 de la aerolínea británica Jet2, el cual despegó de Manchester con rumbo a Funchal, en la isla portuguesa de Madeira, tuvo que aterrizar de emergencia en Oporto, luego de que uno de los pilotos se desmayara.

Según un vocero de la compañía aérea, el aterrizaje lo llevó a cabo el copiloto, sin embargo, los pasajeros afirman que uno de los pasajeros ayudó a que el avión pudiera aterrizar.

«[La tripulación] anunció que había sucedido algo en la cabina del piloto y otro piloto de Jet2 que estaba de vacaciones salió desde la parte trasera del avión. Ofreció sus servicios a la tripulación y entró en la cabina», contó a un medio Nicholas Banks, un pasajero.

«No salió hasta que ayudó al piloto a abandonar el avión cuando ya hubimos aterrizado. Al piloto original se lo llevaron en silla de ruedas y con una máscara de oxígeno,» ha añadido.

Las pasajeras Tracey Jayne y Janet Woollen también confirmaron que uno de los pasajeros entró en la cabina de piloto. «Vi a un miembro de la tripulación hablar directamente con un pasajero, y este dejó su asiento y se dirigió a la cabina», dijo Tracey. «Entonces nos dijeron que había ocurrido un contratiempo a bordo y que aterrizaríamos lo antes posible, pero no nos informaron dónde ni en qué aeropuerto», indicó.

En relación con el incidente, la compañía aérea pidió disculpas a los pasajeros a través de su cuenta de Twitter, mientras que el portavoz informo que estaban trabajando para enviar a sus clientes a Funchal en otro avión «lo antes posible».

Con Información de: RT