Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Un niño que encontró una granada en un campo de tiro militar la terminó por llevar a el kínder en donde estudia ubicado en Kristianstad, Suecia, alertando a quienes estaban presentes, informaron autoridades locales este miércoles 11 de septiembre.

Fue uno de los maestros quien vio al menor con el artefacto explosivo en la mano y se lo quitó, para después llamar a los elementos de seguridad, quienes en su llegada examinaron la granada y confirmaron que era de un terreno de tiro militar de Rinkaby.

«No sabemos cuál hubiera sido el alcance de los daños», señaló un portavoz de la policía, sin dar más información sobre el tipo de granada que desactivaron.

Con Información de: Excelsior

Comentarios