Encontró en el baile su pasión

0
94
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Valeria Maldonado Peña.-

La bailarina victorense Lluvia Angélica Cabrera Cárdenas, quien forma parte del talento de una reconocida escuela de jazz de Ciudad Victoria, platicó sobre cómo fue su camino para convertirse un miembro importante de dicha academia y lo importante que es para ella el baile como parte de su vida.

Hay un dicho que dicta que el talento se hace, y una prueba de esto es Lluvia quien inició sus pasos en el baile a los nueve años de edad: “el baile en sí empecé a los nueve años, desde muy pequeña he hecho actividades”.

“Empecé en gimnasia a los cuatro años y luego estuve en ballet clásico por un año, practique esas dos actividades hasta los ocho años”, explicó. Pese a que en sus memorias no está el recuerdo de haber querido ser bailarina, la vida fue llevándola por ese camino.

Fue gracias a mi mamá que llegó a Estrellitas, esto debido a que “mi mamá las vio en un carnaval y decidió meterme, no porque yo quisiera sino porque a ella le gustó y quería que también bailara. Entonces aquí me quedé desde pequeña y aquí sigo”.

“La verdad estoy muy contenta de que mi mamá me haya metido… de mi familia nadie bailaba, entonces puedo decir que empezaron conmigo. Porque así como que alguien se dedique a esto no hay, solo yo”, mencionó.

Recordó que en su primera participación para un carnaval llevaba un vestuario de Minnie Mouse, además de que en aproximadamente cinco años de presentarse en este evento tan importante en la Capital, le daban un rol destacado.

“Como traía las bases de gimnasia y estaba muy pequeña si me aprovechaban mucho en ese tipo de concursos; la verdad si nos iba muy bien porque siempre sacábamos el primer lugar”, dijo a la vez que recordó las competencias a las que han asistido como grupo.

Intercolegial de baile, ONP, Infinity Champions, COP, ACMX y Cheer Power son los concursos en los que ha participado junto a la escuela a la que pertenece, en donde ha tenido solos durante los bailes presentados, y en los que han dejado bien representada a la Capital de Tamaulipas al obtener primeros lugares.

Su talento como bailarina la llevó a dar clases con tan solo 15 años de edad, aunque eso no la detuvo para seguir tomando clases; “yo sigo siendo alumna, sigo dando clases y participando en los concursos que tenemos en el año… el ballet lo dejé hace cuatro años y gimnasia lo dejé a los nueve años aunque si lo sigo practicando”.

Lluvia dijo sentirse orgullosa de llegar a donde ha llegado, “porque sinceramente no pensé el llegar a ser maestra porque yo nada más iba a bailar pero creo que la maestra Carla vio algo en mí y me seleccionó… fue porque se estaban preparando para bailar con Tatiana en un evento”.

Expuso que el baile le ha permito a ella y la academia de la que forma parte el representar a Ciudad Victoria en otros Estados de México, e incluso en el extranjero, algo que la hace sentir muy contenta ya que en un inicio a los primeros concursos que iban nadie sabía de donde venían ni donde estaba nuestra ciudad.

“Desde que salimos de aquí, que fueron a los Intercolegial, nos decían ‘ellas de donde vienen’ y les decíamos que de Ciudad Victoria y nos preguntaban que dónde quedaba eso… no sabían nada de aquí. Nos dimos cuenta con el paso de los años que gracias a nosotros dimos a conocer de alguna forma a Ciudad Victoria”, narró.

Finalmente, dio un consejo a las personas que están en el camino o proceso para ser bailarinas o bailarines ya que a lo largo de su trayectoria ha podido ver a muchas personas de diferentes edades el querer salir adelante y sobresalir haciendo lo que les gusta o apasiona.

“Sinceramente, las personas que son dedicadas y que son constantes son las que van a lograr lo que quieren. Como en todo, pero yo lo traslado al jazz o al baile y he visto niñas que llegan sin oído musical, con dos pies izquierdos pero son tan constantes o sus papás no dejan de traerlas y al año o a los dos años ya son una persona diferente”, dijo.

 

Comentarios