Un 16 de septiembre

0
31
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Lilia García de Arizpe.-

Palabras para no olvidar: “Un pueblo que no conoce su historia es un país que cometerá varias veces el mismo error hasta ser devastado”

                                                                                        Anónimo.

 

¿Sabías tú hijito que mañana es 16 de septiembre?

-¡Ay mamá! –Replicó Aldo– mañana es domingo, y como siempre iré a dar el roll, al cine y luego a ver que pachanguita encontramos Sebastián y yo, que importa que sea 16 o 20, lo mismo da, ¡es domingo y hay que darle vuelo a la hilacha!.

Susana suspiró, no se sabe si de desilusión o de impaciencia, este hijo suyo ya con 17 años, y sólo le interesaban el borlote, los amigos, el roll, y andar con jovencitas que para el caso eran lo mismo; no sabían que se celebraba, sólo les importaba divertirse, y estaba segura de que si ella mencionaba a Hidalgo su hijo le contestaría. . .

– ¿Hidalgo? ¡Ah sí! Que calle tan difícil para transitar, puestos de chucherías por todos lados, banquetas llenas, basura en cada esquina… No mamá, la verdad no me gusta esa calle, y si vas en carro… ¡menos!… te tardas horas en recorrerla…

A Susana le hubiera gustado quitarle a su hijo un poquito lo ignorante… ¿Pero qué éste hijo suyo no había aprendido nada en la escuela? Se sintió desilusionada, pues parecía haber mucha gente que no sabía nada de la historia de México; el otro día salió el tema con una amiga suya, y que tenía un hijo que era compañero de Aldo, y le hizo la misma pregunta y el chiquillo le contestó:

– ¡Ah sí! Creo que se celebra la revolución ¿verdad? Yo no supe porqué los “padrecitos” se alborotaron tanto y luego los mataban si gritaban ¡Viva Cristo Rey! ¿Qué abuso verdad?, verdaderamente estos tiempos son mejores…

¡Que barbaridad, este muchacho no sabía nada de la Independencia de México, cuando el muchacho dijo “padrecitos” ella ingenuamente pensó en Hidalgo y Morelos, pero no, este chico había revuelto la independencia con una revolución que ni siquiera era la verdadera!… ¡Pero Señor, y estos muchachos dentro de dos años son universitarios!, con razón México en educación o instrucción como usted quiera llamarla, quedó muchos más atrás que algunas regiones de oriente y le dieron la significativa cifra en educación de 6.5 por ciento… ¡Que barbaridad! ¡Y todo lo que se gasta en instrucción para esa ridícula cifra! ¡Cuáles serán los métodos que tiene la Secretaría de Educación para impartir instrucción!. Porque en la televisión sale la dichosa Secretaría con puros tumultos de Maestros disgustados por los sueldos, por las jubilaciones e implicados en política, y no digamos que muy limpia, “los pedagogos” se han inmiscuido en todo, en empresas, en política, y se muestran satisfechos con sus hazañas, que lejos están del maestro formador… ¡Aquí algo anda mal! ¿Por dónde andará la mística magisterial de tiempos atrás? ¿Por qué permiten que los maestros hagan esas galimatías con la historia, cuando es tan hermoso recordar que  tras tres siglos de dominación española hubo hombres tan audaces como Hidalgo, Morelos, Guerrero, los hermanos Bravo, Doña Josefa Ortiz de Domínguez, Allende y tantos muchos que dieron su vida porque México fuera libre de la opresión de España?.

El otro día una amiga mía expresó convencida que porqué Tamaulipas no sería de USA para tener aquí un Peny y los grandiosos Molls?.  No pude más que mirarla fijamente y decirle:

– ¡Por favor piensa lo que dices!

Por lo pronto dije eso para no entrar en polémicas, pero en mi pensamiento quedó, que teniendo tantos compatriotas que piensan igual, y cuántos “estudiantes” y hasta universitarios que no saben lo mínimo de historia de su país… ¿para qué queremos enemigos?… ¿Estaremos por eso como estamos? ¿Lo merecemos?. Como dice un sabio dicho: ¿Las personas que nos gobiernan?. Por lo pronto Susana sacó un libro de historia y le dijo a Aldo…  Si quieres ir al cine o al roll, tienes que aprender qué sucedió un 16 de septiembre de 1810 y quienes fueron los protagonistas… Si no lo haces despídete de la salida este 16 de septiembre. Así Aldo supo algo de la Independencia en una sola tarde.