Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Un hombre llamado Trevor Hahny, de 42 años de edad, y su amiga Melanie Knecht de 29, son dos personas de Colorado, Estados Unidos, que si bien suena fantástico decir que suben montañas, es aún mejor cuando lo hacen sin que uno pueda ver y la otra no camina.

Ambos se conocieron hace un año en un curso de ejercicio adaptativo y a pesar de su «problema», ambos se adaptaron a lograr sus objetivos entre los que se encuentran el escalar a las cimas más altas

Melanie Knecht nació con espina bífida y Trevor Hahn perdió la vista debido a un glaucoma.

Su pasión por la naturaleza y las actividades al aire libre los llevaron a formar un equipo que goza de caminar por bosques y montañas siendo el hombre las piernas y las mujer los ojos, pues él la lleva en la espalda mientras ella es su guía.

«Juntos, somos el equipo ideal. Ha sido genial compartir nuestra historia con la gente, y espero que aliente a otras personas a probar lo que estamos haciendo, o simplemente para que cualquiera amplíe su visión del mundo. ”, explicó Knecht en una entrevista para el programa Good Morning America.

Ver esta publicación en Instagram

One step at a time… 🏔🥾👀 #hikingwithsight

Una publicación compartida de Trevor & Melanie (@hiking_with_sight) el

Con Información de: Excelsior

Comentarios