Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Tuxtla Gutiérrez, 16 Sep (Notimex).- Los habitantes del municipio de Mezcalapa, Chiapas, se unieron para dar el último adiós a Ximena “N”, menor que fue privada de la libertad el pasado 4 de septiembre y su cuerpo sin vida hallado este sábado.

Así, cientos de personas estremecidas por la tragedia desfilaron la víspera en un cortejo fúnebre por las calles de la colonia Malpaso, hasta llegar al auditorio de la Iglesia Central Adventista, donde se escuchaban oraciones para pedir por la paz y el descanso del alma de la menor.

Ximena, quien cumpliría siete años este mes, fue inhumada entre el llanto y muestras de cariño por parte de su familia así como de los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, a la que pertenecía, y donde se realizaron los servicios fúnebres.

El pasado 4 de septiembre, los padres de Ximena dejaron a la menor a cargo de su niñera, Mitzan Isabel “N”, mientras ellos salieron a realizar sus labores, momento en el que la niñera llamó a cuatro cómplices para realizar el secuestro.

Al domicilio acudió un hombre identificado como Leonel “N”, presunto jefe del grupo, quienes subieron a la niña a una moto, y para dormirla decidieron usar cloroformo; sin embargo, poco después descubrieron que la menor había muerto por inhalar dicha sustancia y arrojaron el cadáver en el municipio de Chintul.

Hasta el momento, cinco personas han sido detenidas por su posible relación con el crimen, cuyas declaraciones ante el Ministerio Público coadyuvaron a que la policía investigadora localizara el cuerpo de la niña.

El alcalde de Mezcalapa, Juan Alberto Sánchez Hernández, ordenó la suspensión de todas las festividades patrias en el municipio, incluyendo el Grito de Independencia, en solidaridad y respeto por el dolor de la familia de la víctima.

Comentarios