Anuncian nuevas medidas para erradicar grito homofóbico

México ha sido sancionado económicamente 14 veces por FIFA por el grito que los aficionados hacen a coro cada vez que despeja el portero rival

0
58
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 20 (AP).— Para evitar sanciones futuras de la FIFA, los dirigentes del fútbol en México anunciaron el viernes nuevas medidas para convencer a sus aficionados para que cesen de proferir cantos homofóbicos en los partidos del torneo local y en los de la selección mexicana.

México ha sido sancionado económicamente 14 veces por FIFA por el grito que los aficionados hacen a coro cada vez que despeja el portero rival. A pesar de campañas, incluso en la televisión, el cántico se ha mantenido vigente en el estadio Azteca durante los encuentros de la selección y en la mayoría de los estadios de la primera división.

«Todas esas campañas fueron favorables, pero ahora de una multa económica vamos a pasar a tener un enviado de FIFA quien tomará la decisión de si se suspende o no un partido y él le avisará al árbitro. Eso es algo nuevo que ya viene incluido en el nuevo código de FIFA», dijo el presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, Yon de Luisa, en una rueda de prensa en las instalaciones de organismo.

De acuerdo al dirigente, FIFA les notificó recientemente que actuará de forma diferente ante actos de discriminación a nivel mundial. El código contempla sanciones que van desde multas económicas pasando por jugar a puerta cerrada o la pérdida de puntos o expulsión de una competencia.

México, por ser reincidente, ya estaría en riesgo de las sanciones más graves.

Es por eso que De Luisa citó al presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla y a los dueños de todos los clubes de la máxima categoría para una reunión el viernes en las que aprobaron medidas encaminadas a terminar con el grito.

A partir de la fecha 15 del torneo Apertura local, los árbitros de la liga mexicana podrán detener un partido cada que se escuche la expresión y en caso de reincidencia detendría el encuentro por un lapso de hasta 10 minutos. Si los aficionados continúan con las manifestaciones el equipo local jugará a puerta cerrada su siguiente encuentro como anfitrión.

«La normatividad de FIFA no nace a partir del grito de puto, es más allá y es contra cualquier acto que implique discriminación, a partir de ahora se tomarán medidas contundentes, no sólo con el grito (homofóbico), pero con todo aquello ajeno a la sana práctica de diversidad en la vida diaria», dijo Bonilla.

Para que los aficionados no sean tomados por sorpresa, de la fecha 11 a la 14, la liga realizará campañas dentro de los estadios del fútbol local en la que la televisora que transmite el encuentro y el sonido local avisará a los aficionados lo que ocurriría ya cuando la medida entre en vigor.

El canto homofóbico de los aficionados mexicanos llamó la atención a nivel internacional durante el Mundial de Brasil 2014, donde el organismo rector del fútbol abrió una investigación. En aquella ocasión, los mexicanos fueron exonerados porque la comisión disciplinaria decidió que el grito «no era considerado un insulto en este contexto específico».

Ese argumento fue esgrimido por los dirigentes del fútbol local en apelaciones a las sanciones de FIFA ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). Los aficionados que defienden el uso de la palabra en los estadios afirman que no lo hacen por ofender, aunque hay grupos que no lo ven así.

«En el pasado queríamos proteger la libre expresión de los aficionados en los estadios tratando de definir si tenía carácter discriminatorio o no. Eso ya vimos que no funcionó y tenemos que entender que el acto es discriminatorio si una tercera persona se siente afectada más allá de que nosotros pensemos que esa palabra es mala o buena», dijo de Luisa, quien asumió el cargo en el verano del año pasado.

«Así viene ahora la nueva ley FIFA y por eso tenemos que actuar así, tratamos de ser propositivos para no llegar a sanciones grandes, queremos que se entienda que se puede disfrutar un partido de forma positiva, es una forma de verlo diferente al pasado», añadió.

En los partidos de selección mexicana la campaña para cesar los cánticos comenzarán el 15 de octubre cuando México debute en la Liga de Naciones ante Panamá.

De Luisa dijo que lo que quieren es que para cuando arranque la eliminatoria para el Mundial de Qatar 2022, en el segundo semestre del próximo año, el grito haya sido erradicado por completo, en caso contrario no descartan disputar sus encuentros a puerta cerrada para evitar pérdida de puntos.

«Si no tenemos resuelto el problema previo a los partidos eliminatorios de la Copa del Mundo estaríamos en riesgo de ser castigados con pérdida de puntos y en el peor de los caso con la eliminación del torneo, es un escenario que no lo vemos que pueda existir, no queremos ni pensar que por algo extra cancha nos quedemos fuera de una competencia y menos de un Mundial», dijo el dirigente.

De Luisa dijo que por eso citó a los dueños de la liga a la reunión para que todos juntos logren unir fuerzas y erradicar el grito.

«No queremos llegar a un estado de emergencia, hoy no lo estamos pero si podríamos llegar si no tomamos las medidas adecuadas», agregó. «La estrategia que estamos implementando es para evitar perder puntos o que nos saquen de una competencia, pero si la única solución es jugar con estadios vacíos, eso es lo que pasaría».

El coro se originó en los partidos de Chivas de Guadalajara y se popularizó en un encuentro entre las selecciones de México y Estados Unidos en esa misma ciudad mexicana por la eliminatoria para los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Derechistas tratan de atacar marcha gay en Serbia

Comentarios