Joel tiene solo 22 y va por su maestría hasta Argentina

0
80
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Shalma Castillo.-

Las oportunidades se buscan, encuentran y aprovechan.

Así es como Joel Alejandro Cumpeán Luna ha logrado su objetivo.

Realizar un intercambio académico internacional, nivel maestría.

A sus 22 años, el originario de Ciudad Victoria se encuentra en Buenos Aires, Argentina.

Es contador público y cursa la maestría en Dirección Empresarial con énfasis en finanzas en la Universidad de Buenos Aires (UBA).

En su estancia ha experimentado la crisis política y económica de aquel país.

También aprovecha para enriquecerse de otras culturas, haciendo amigos de diferentes nacionalidades.

Entre sus planes, nos comparte que quiere conocer los lugares y países, que se encuentran cerca del “fin del mundo”.

LA MAESTRÍA EN ARGENTINA

Al realizar su primera movilidad académica, Joel busca un país que pueda aprovechar al máximo, también en experiencia personal, y de las opciones que hay, lo más lejos es Argentina.

La Universidad de Buenos Aires (UBA) es una institución que disputa el primer lugar en el ranking de las mejores.

En cuanto a la adaptación a esa cultura, lo más difícil es la forma de vida; “aquí, en Buenos Aires se complica la manera de surtir el súper, todavía manejan mucho las tienditas de la esquina, no son Oxxos ni de ese tipo y las tiendas de autoservicio me quedan muy lejos de donde vivo”.

El horario solamente son dos horas de diferencia, anochece a las siete.

Actualmente Argentina sufre un problema económico-político y casi a diario hay manifestaciones.

“Esto es nuevo para mí porque es la primera vez que vivo fuera de mi ciudad, y encontrarme que siempre hay manifestaciones es un poco desconcertante”.

La situación económica para el país es muy mala, pero a los extranjeros les beneficia; “antes de llegar aquí, el peso se encuentra dos a uno, a favor de la moneda mexicana, y al aterrizar, como están en período de elecciones, la moneda se pone tres a uno y en ese sentido nos beneficia a nosotros”.

En su experiencia, Joel tiene oportunidad de conocer a gente de otras nacionalidades y platican sobre la perspectiva de Argentina y el contraste con sus lugares de origen.

“Me encuentro con muchos venezolanos, por el problema de su país migraron para acá, algunas historias son muy desgarradoras porque tienen que deshacerse de todo su patrimonio; negocios, casas, carros, solamente para poder comprar un ticket de salida. En este momento para los argentinos ha sido muy impactante la pérdida de su moneda, ya que hace tres años estaban bien, el costo de un dólar en ese entonces es de 18 pesos, ahora, 65 pesos, en pocos años la situación ya es crítica y eso me pone a pensar si en México estamos en buena dirección o que por cualquier decisión que pueda tomar el gobierno, se desencadene un período así”.

 

LA VIDA DIARIA

El clima es hasta ahora agradable, justo llega al término del invierno.

Sobre la comida no ha sido un dilema, ya que en ese país comen mucha carne, incluso, vive con más mexicanos y ya se hicieron de un asador para las carnes asadas.

Tratan de consumir productos mexicanos; frijoles, arroz y hacen las tortillas de harina.

El mayor impacto es lo político, ver lo mal que la está pasando el país.

Los argentinos cuentan con mayor diversidad en sus intereses; tienen buen hábito por la lectura, actividades culturales y artísticas. El gobierno proporciona actividades de este tipo de forma gratuita.

La comida típica es el choripan, los asados, la bondiola, que es un emparedado de carne de puerco; de bebidas tienen el mate, son hiervas amargas, un té representativo para Argentina, un pretexto para compartir con las personas.

Buenos Aires está muy “afrancesada”, tiene edificios estilo francés.

Los lugares que planea recorrer de este país son las Cataratas Iguazú en el norte, las Colinas de Siete Colores, que parece un arcoíris de montañas, Bariloche y Calafate en la región de la Patagonia y Ushuaia, provincia de Antártida Sur.

 

BUSCAR OPORTUNIDADES

“Uno piensa que es difícil buscar oportunidades, la misma UAT ofrece muchas posibilidades al igual que otras universidades para una internacionalización más activa. Hay que perder el miedo y no pensar que hay dificultades”.

“En esta ocasión me vine con el programa de la maestría, pero también estoy inscrito en el Jóvenes de Excelencia Citibanamex, te prepara para poder estudiar en una de las mejores universidades del mundo. Hay muchas convocatorias disponibles y fuentes de financiamientos para apoyar, solo es cuestión de buscar”.

No es difícil salir del país y poder tener experiencia, pero a veces hay miedo de dejar la casa y nuestras raíces, sin embargo conforme va pasando el tiempo es algo cada vez más común y los jóvenes deben empezar a dejar ese temor para romper fronteras.

Comentarios