Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Un hombre identificado como Óscar Efraín Blanco, de 30 años de edad, envenenó a sus tres hijos agregando gramoxone (un herbicida) en sus malteadas, y luego se suicidó, tras enterarse que su mujer, quien se había ido a España, tenía una nueva pareja.

Los hechos se dieron el pasado 5 de octubre por la mañana en la comunidad de La Fortuna, ubicada en el municipio de El Carpus, Coluteca, al sur de Honduras, en donde el hombre asesinó a Óscar Eduardo, de 11 años, Maynor Josué, de nueve y Óscar Efraín, de seis.

Tras darse a conocer la noticia, la madre de los menores, Elizabeth Zepeda, dijo estar destrozada y no poder soportar el dolor de haber perdido a sus pequeños que dejó al cuidado de su pareja.

«Hijos míos me dejan un vacío enorme en mi corazón. No sé cómo voy a poder vivir sin ustedes, mi vida sin ustedes no será la misma ¿Qué voy hacer sin ustedes cuando regrese? y saber que nunca los volveré a ver», publicó en Facebook.

Sin embrago, Elizabeth Zepeda indicó que no regresará a Honduras.

Con Información de: INFO7

Comentarios