Según Mitofsky, Cabeza salió fortalecido del round contra la 4T

0
64
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

El pasado 25 de septiembre, en pleno Tercer Informe de Gobierno, parecía que el mundo se le venía encima al mandatario estatal Cabeza de Vaca. Le enviaron a una subsecretaria como representante de la 4T, y tenía encima, al menos en teoría, la amenaza del Senado para desaparecer poderes en el estado.

Hoy, a dos semanas de estos sucesos, resulta interesante echar una ojeada a la evaluación de todos los gobernadores del país llevada a cabo por la casa encuestadora favorita de Palacio Nacional, y en lo personal del presidente AMLO.

Es a la luz de esta evaluación, no exenta de cuestionamientos, en cuanto a la evidente cobijadita que Mitofsky le otorga a la morenista Claudia Sheinbaum de la CDMX, que podemos ver, con cierta claridad, qué fue lo que pasó con el Gobernador tamaulipeco, que se acaba de aventar un round con el líder del senado Ricardo Monreal y, pese a ello, sigue posicionado de la mitad para arriba de la tabla de aprobación nacional.

En el ranking de Mitofsky, CV ocupó en septiembre, por segundo mes consecutivo, el lugar número 13 en materia de aprobación, un lugar cabalístico, pero que habla de que se ha sabido manejar, en tres renglones fundamentales, que son tomados como parámetros de la eficacia en la aplicación de políticas públicas. Y un cuarto factor, que se refiere a la imagen personal del gobernante.

Me refiero en este caso a los temas de seguridad, de economía y a los niveles de corrupción. En seguridad, la encuesta de MITOFSKI le da a Cabeza un ligero descenso, al pasar de 23.5 a 23.4, entre las entidades que han mejorado este tema duro.

Para efectos de la lucha cuerpo a cuerpo que se aventó contra el Senado, creemos que prácticamente salió ileso de esta pelea, en la división de los pesos completos. En este rubro, el Tamaulipas cabecista ocupa el lugar número 15, justo a la mitad de la tabla. Por encima de estados importantes como Veracruz, Nuevo León, Puebla, Querétaro y la mismísima Ciudad de México, que ocupa el lugar número 23.

En el renglón de la economía, las encuestas de MITOFSKY evalúan a nuestro estado con el lugar número 13, lo cual equivale a un buen lugar en el ranking de los 32 estados de la República.

En el tema de la corrupción, el cabecismo es colocado nuevamente, como ocurre con el tema de la seguridad, en el lugar 15, o sea con 14 estados mejor posicionados, y con 17 peor calificados, lo cual arroja un balance ligeramente a favor.

Pero donde al parecer le está yendo mejor a Cabeza de Vaca, es en el tema de su imagen personal. Actualmente ocupa el lugar número diez de la tabla de clasificación de los 32 gobernadores. Y en este sentido, pareciera que el escándalo de la desaparición de poderes, en lugar de perjudicarlo, lo favoreció.

En agosto, CV ocupaba el sitio número 12 en este tema, que resulta importante para efectos de carrera política, pero en septiembre, que fue el mes del agarrón con el Senado, subió en su imagen personal dos puntos porcentuales, para meterse al top ten de los mejores diez.

Donde, al parecer sí lo afectó el conflicto, fue en el asunto de la aprobación personal, un área donde la encuesta de Mitofsky lo desciende de un 40.7 en agosto a un 38.9 en septiembre.

Este tema parece no ser muy significativo, en términos de la encuesta, pues de los 32 gobernadores solo cinco de ellos repuntaron ligeramente en su aprobación personal. Por coincidencia o cualquier otro factor, el más polémico de ellos es el caso de la gobernadora de la CDMX, quien, pese a los graves problemas de inseguridad que hay en la capital del país, sucede que mejoró en este renglón, de acuerdo a la mirada de Mitofsky.

Los otros cuatro son Alejandro Murat de Oaxaca, Quirino Ordaz de Sinaloa, Miguel Barbosa de Puebla e Ignacio Peralta de Colima. Es decir, dos morenos y tres priistas.

 

¿CUALES SON LOS NÚMEROS DE CABEZA HACIA EL SENO DE LA GOAN?

Es el gobernador con el tercer lugar de seguridad, después de Baja California Sur y Quintana Roo, pero por arriba de Aguascalientes, Durango, Guanajuato, Querétaro y supera hasta al Yucatán de Mauricio Vila, que parece ser la joyita de la corona, en términos generales de mejores políticas públicas, a nivel de todos los gobernadores del país.

La guerra mediática que Cabeza se echó contra la vertiente senatorial de la 4T no mermó su fuerza política en el estado. Tal vez, en lo sucesivo vengan más episodios de esta naturaleza, pero por ahora se puede decir, a la luz de las evaluaciones de carácter nacional, que el grupo panista que gobierna actualmente Tamaulipas sigue fortalecido de cara a la aún lejana lucha electoral del 2021.

Como colofón de este reciente episodio, Cabeza fue arropado por los otros dos poderes del Legislativo y el Judicial. Ello habla de un escenario en el que el cabecismo cohesionado seguirá luchando por mejores recursos presupuestales, que beneficien a la entidad.

 

EXHIBEN A ‘EL GUASÓN’ EN COLUMNA NACIONAL

Ahí está otra columna, pero esta de carácter nacional, donde exhiben la mediocridad y la prepotencia de Héctor Garza, “El Guasón”. Otra misión imposible para los defensores gratuitos de su señoría, el Conde… Guasón alias “El Oficial Mayor”.

En su columna de la Jornada, el analista Luis Hernández Navarro escribe cosas como la siguiente, acerca de este picaresco personaje de la grilla tamaulipeca, que sigue dando pena ajena, en su peregrinar por las carpas magisteriales:

Irónico a más no pedir, el columnista dice que de niño “El Guasón” leía las historietas de Kalimán, Memín Pinguin y el Llanero Solitario (si a usted le da por reírse, aguántese por favor). Documenta que, en el 2016, el señor Guasa compitió por la gubernatura, pero reprobó en las urnas, con apenas un poco más de 32 mil votos, o sea el 2.25 por ciento del total. Uppps, ¡qué duro!

Sigue diciendo que por fin la 4T le hizo justicia y lo nombraron como titular de la Unidad Administrativa de la Secretaría de Educación Pública, “aunque nada hay en su trayectoria que le acredite conocimiento o vocación por la cuestión educativa”. ¡Sopas perico! Eso dueleeeee.

En realidad, al “Guasón” le gustan los negocios y por eso quería que le dieran una aduana. Jejeje, se quería pasar de listo.

Pero la paliza editorial no para ahí, pues en otras líneas el autor de la columna señala lo siguiente:

“Conocido por su prepotencia, soberbia e influyentismo, es, sin embargo, hábil para negociar en lo oscurito”. Llegados a este punto, de plano solicitamos: ya aviéntenle la toalla al señor “Guasón”, por favor. A estas alturas, ya lo traen más aporreado que el célebre boxeador José, “El Toluco” López.

 

Comentarios