Padres se empeñan en romper familias

0
76
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
A pesar de los esfuerzos institucionales, los delitos contra la familia siguen al alza. Este año suman mil 486 las denuncias por abandono de obligaciones alimenticias y cinco mil 126 por violencia familiar.

A través de su página de Internet, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que en enero fueron 138 los padres denunciados ante las agencias del Ministerio Público por abandonar a sus familias.

En febrero fueron 158; en marzo 145; en abril 154; en mayo 1622: en junio 166; en julio 179; en agosto 220 y en septiembre 164.

Victoria es el municipio con más incidencia de abandono de obligaciones alimenticias con 394. Le siguen Matamoros con 367, Tampico 291 y Reynosa 243.

Agentes del Ministerio Público coinciden en que dos son las razones que generalmente llevan a un padre de familia a incumplir con el otorgamiento de alimentos: uno, porque se queda sin empleo, y dos, porque hay una separación del vínculo matrimonial.

Sin embargo, aunque son muchos los padres denunciados penalmente, es mínimo el número de ellos que son sentenciados, porque durante el transcurso del proceso consiguen el perdón de la parte afectada al llegar a un arreglo económico.

En relación a la violencia familiar, la instancia persecutora de los delitos reveló que Tampico, con mil 537 casos; Reynosa, con mil 389; Matamoros, con mil 373 y Victoria con 993, ocupan los cuatro primeros lugares en incidencia de violencia familiar.

Los fiscales consultados consideraron que los esfuerzos de los gobiernos por reducir la violencia familiar han fracasado, como lo confirma la alta incidencia de ese delito.

La principal razón por la que los programas institucionales y el endurecimiento de las leyes no han logrado frenar la violencia familiar es que generalmente las víctimas son las mujeres y dependen económicamente del hombre.

Esa dependencia económica lleva a muchas víctimas a desistirse de llevar un proceso hasta sus últimas consecuencias, lo que genera un círculo vicioso, porque el agresor termina repitiendo la conducta agresiva.

“Muchas víctimas son recurrentes. Es decir, han sufrido violencia familiar en varias ocasiones”, indicó.

Los factores más detonantes de la violencia familiar son el alcoholismo y los problemas económicos.

Otro delito relacionado con la familia es el de sustracción de menores. Este año son 634 casos los denunciados ante las agencias del Ministerio Público.

 

Comentarios