Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

México, 18 Oct (Notimex).- “Un dirigente puede poner en riesgo su vida, pero no tiene derecho de poner en riesgo la vida de los demás, tenemos que cuidar la vida de todos los seres humanos”, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador luego de que ayer fuerzas de seguridad liberaron a Ovidio Guzmán López, tras los hechos de violencia registrados en Culiacán, Sinaloa.

Al encabezar un diálogo con la Comunidad del Hospital Rural Tlaxiaco, Oaxaca, indicó que en ese caso se tomó una decisión que marcara la diferencia, para salvar la vida tanto de civiles como de elementos de las fuerzas armadas, y se optó por no seguir con la acción para capturar al hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Aunque reconoció que habrá críticas de sus adversarios por esa decisión, el mandatario federal sostuvo que no importa, pues “no somos iguales, vamos al cambio por el camino de la concordia. El mal se enfrenta con el bien, esto es distinto, ya no vamos a masacrar al pueblo”.

Tras recordar que los soldados son pueblo uniformado que ayudan a combatir el crimen y actúan con mucha responsabilidad, López Obrador recordó a los militares que lo más importante es la vida. “Un dirigente puede poner en riesgo su vida, pero no tiene derecho de poner en riesgo la vida de los demás, tenemos que cuidar la vida de todos los seres humanos, no a la guerra, sí a la paz”.

Comentarios