El árbol caído

0
125
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

José Inés Figueroa Vitela.-

Cuando a media mañana, ayer se convocó a una conferencia de prensa, en Victoria capital, con el Secretario General del Comité Directivo Estatal priista, se corrió la versión de que iba a anunciar la renuncia de la presidenta, YAHLEEL ABDALA CARMONA.

“Lástima Margarito”, luego dijeron, cuando apareció entre los conferenciantes la diputada federal MARIANA RODRÍGUEZ MIER Y TERÁN, para apuntalar el posicionamiento nacional contra el paquete fiscal federal del año entrante, recién votado y ahí leído por PEPE BENITEZ.

De YAHLEEL solo se dijo que “no alcanzó a llegar”, porque andaba ocupada en otras cosas del partido, en otra parte, obviamente.

La dirigencia estatal actuante, que la semana entrante cumple un año en funciones, feneció el tiempo prorrogado de ejercicio, con el proceso electoral para la renovación del Congreso Local, pero a México capital le importa punto menos que nada Tamaulipas.

Ir a buscar a los adeptos, donde se encuentren, fue la instrucción a los comités directivos municipales, ahora que el pasado viernes los juntó en Victoria capital.

Por lo demás, ciertamente las políticas públicas emprendidas por el Gobierno federal pejista parecen enfilar hacia un caos nacional, al grado que el Padre de las disidencias, don CUAUHTÉMOC CÁRDENAS SOLÓRZANO, avisora un costo político, derivado de la liberación del “capito” sinaloense.

Pero las huestes militantes del Presidente siguen defendiéndole y dando por buenas las razones de privilegiar la vida de quienes estaban amenazados, por sobre los alcances de una detención mal manejada.

Por eso, a estas alturas, tampoco EL PEJE puede considerarse un “árbol caído”.

¿Qué va a pasar cuando los campesinos ya no puedan sembrar porque su actividad sin incentivos deje de ser rentable, los obreros anden en la guerra interna por la tutela de los contratos o a los maestros no les cumplan los acuerdos pactado por la escasez presupuestal?

Son algunos de los temas en la agenda pública nacional cuya fecha de caducidad es corta, de no más a un año.

Entonces nadie se podrá sacudir la sentencia del árbol caído.

El gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, en gira de trabajo por la zona conurbada del sur, ayer declaró que el cierre de las fronteras al tráfico de armas -porque cruzan por las aduanas impunemente-, es una medida indispensable para acotar las expresiones del delito.

Nadie se cree, aparte, que esas armas de guerra, de alto calibre, exhibidas en el despliegue de Culiacán por civiles, anden por ahí sueltas, fuera del control de sus fabricantes y el gobierno de origen, en el vecindario norte.

Aparte, insistió el Ejecutivo tamaulipeco, para combatir al crimen organizado la única forma es el uso de toda la fuerza del estado mexicano.

En la agenda sureña, CABEZA DE VACA encabezó en Tampico los festejos a las doctoras y doctores del Sector Salud, en su día; la tarde-noche de ayer mismo hizo lo propio en Victoria capital.

En el inter, visitó la Escuela Secundaria 72 de la Barra de Morón, del municipio de Aldama, donde ofreció atender las demandas de maestros, directivos y padres de familia para mejorar la infraestructura y atención de los escolapios.

En la conferencia de prensa aquella, dada en Tampico, a pregunta expresa confió en que el Gobierno federal cumpla con el compromiso de concluir la construcción de los hospitales que se encontraban en proceso -incluido el de Madero de aspiración local-, cuyas obras se suspendieron en el actual gobierno.

Qué bueno, porque solo por “servicios de seguridad” en el hospital que está igual sin concluir en el municipio de Matamoros, el Gobierno de Tamaulipas tiene en trámite un pago de 400 mil pesos, por los meses de septiembre, octubre y noviembre.

Tanto dinero “tirado a la basura” por algo que ningún servicio está prestando a la comunidad.

Pero, por otro lado, el representante del Gobierno federal en Tamaulipas, JOSÉ RAMÓN GÓMEZ LEAL, celebra a través de redes sociales que “se está cumpliendo con los compromisos contraídos y están fluyendo los apoyos para los tamaulipecos”.

Se refiere a la inclusión de Tamaulipas en el programa Sembrando Vida, mediante el cual, a partir del año entrante, se darán cinco mil pesos mensuales a cinco mil familias de Tampico Altamira, Aldama, Tula, Miquihuana y Bustamante que en predios de dos hectáreas y media -quien las tenga-, siembren y mantengan árboles frutales o maderables.

El video con el anuncio, dice, lo grabó saliendo de Aldama, aunque no abundó qué le dijeron sus representantes de ahí, que fueron quienes primero lo acusaron de usar el cargo para autopromoverse políticamente y luego, para apuntalar a una de las aspirantes a la dirigencia nacional de MORENA.

Ayer iniciaron en el Senado de la República, las comparecencias de aspirantes a presidir la Comisión Nacional de Derechos Humanos, mismas que se dan en orden alfabético, continúan hoy y concluyen mañana.

Entre los 57 “tiradores”, de Tamaulipas se encuentra el maestro JOSÉ DE JESÚS GUZMÁN MORALES, quien se ha venido desempeñando en este gobierno como Subdirector de Derechos Humanos de la Secretaría de Bienestar Social del Estado.

No la tiene fácil, entre figurones que hay en la papeleta con sobradas asideras, incluidos Senadores y Senadoras de distintos partidos, recomendados de la Corte y hasta de premios nobel y activistas internacionales, a más de titulares de órganos estatales.

Pero el paisano no es alguien que se amilane; igual lo hemos visto desfilar en las audiencias de aspirantes a diferentes órganos autónomos y descentralizados del Estado y aunque no ha sido electo, se ha vuelto a inscribir en variadas convocatorias públicas.

El escándalo de ayer en Victoria capital fue la intoxicación de más de veinte niños de una escuela rural, la primaria Pedro J. Méndez del ejido La Libertad, a donde fueron las ambulancias para traer a la cabecera a las víctimas para su tratamiento y hospitalización.

En primera instancia, algunos portales noticiosos remitieron el origen de la intoxicación al almuerzo de chilaquiles que se les sirvió, dentro del programa de desayunos escolares, que era lo más lógico y reclamaban padres de familia, por supuestos suministros en mal estado.

Luego el director del Hospital Infantil, a donde fueron a parar la mayoría de los niños, aseguró que no todos los intoxicados habían consumido el almuerzo general, así que remitió a la Comisión Estatal contra Riesgos Sanitarios la investigación, para dar con la causa.

Habrá que esperar, entonces, el fallo.

Comentarios