No más engaños

0
99
Alfredo Guevara
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Alfredo Guevara.-

Además de que miente, al supuesto Coordinador de la Organización Nacional de Protección al Patrimonio Familiar JESÚS MANUEL ZÚÑIGA MALDONADO –puesto que hasta ahora no se sabe quién lo eligió para ese cargo– engaña vilmente a los propietarios de autos y camionetas de procedencia norteamericana. Y suena más falso que una moneda de tres pesos, cuando reconoce la voluntad de los legisladores federales por aprobar el pasado sábado la supuesta regularización de las unidades americanas, también conocidas como “chocolates”. Vergüenza le debería dar estar saludando con sombrero ajeno. Por principio de cuentas, JESÚS demuestra ser un ignorante en el tema, porque lo único que se aprobó por legisladores federales, fue estudiar la legislación, es decir hacer un análisis y encontrar la manera de cómo podría hacerse un procedimiento. Y es todavía más ingenuo, cuando aduce que corresponderá al Senado de la República valorar y aprobar (?) en su efecto el dictamen enviado por la Cámara de diputados, cuando ni siquiera lo existe. Y decimos que vergüenza le debería dar a JESÚS MANUEL, porque en lo personal, nunca ha salido de su zona de confort, donde se le han hecho chatas por no levantarse del escritorio e ir a la Ciudad de México a tocar puertas y con ello hacer gestiones para una eventual nacionalización, que para ello le pagan los propietarios de autos y camionetas americanas, al momento de que les entrega placas de cartón o plástico, que al igual que el líder de Onappafa solo sirven para dos cosas. Pero JESÚS está acostumbrado a vivir de los demás, a costa de los ingenuos que le siguen pagando por supuestas gestiones que no hace, para legalizar la estancia ilegal de las unidades americanas, porque al final de cuentas, cuando se llegue el momento los dueños de esos vehículos lo podrán hacer de manera directa. Lo único cierto es que, efectivamente, hay interés de los legisladores federales por analizar los mecanismos legales para una eventual regularización, pero no por solicitudes de la Onappafa. Fueron los campesinos que acudieron de diversas partes del país a la Ciudad de México, los que lograron esa posibilidad a cambio de que el recurso ingrese a la Federación y de ahí se les apoye para los programas del campo y la ganadería. Fue un logro de la gente del campo, en base a gritos, manifestaciones y movilizaciones, algo que ni siquiera hizo el supuesto coordinador de Onappafa, que ni siquiera se despeino. Por eso decimos que JESÚS MANUEL ZÚÑIGA miente, y pretende agandallarse del logro, supuestamente reconociendo la voluntad de los legisladores federales. Aja. Y seguirá engañando a la gente con la entrega de placas de plástico y de cartón, porque de eso ha vivido. De ahí ha sacado para disponer de un edificio climatizado, atendido por personal femenino a quien le paga de lo que recauda por la venta de ilusiones, de engaños y falsedades para una regularización de autos y camionetas americanas que seguramente llegará, pero no por gestiones de JESÚS, porque ni siquiera se dedica a eso. Cualquier líder de colonia u organización, haría una mejor labor, sin llegar al engaño, a la mentira o la falsedad. Hay otros detalles por ventilar del supuesto coordinador de Onappafa, pero en su momento daremos santo y seña. Los propietarios de autos americanos no deben dejarse engañar, porque hasta ahora lo único que se aprobó por legisladores federales, fue estudiar la legislación, mediante la expedición de un decreto, que sin duda dará certidumbre sobre el patrimonio a los propietarios de vehículos extranjeros, habrá de generar ingresos adicionales para el ejercicio presupuestal 2020 y el sector agropecuario se verá beneficiado. De acuerdo a lo aprobado, en un término no mayor de 60 días se deberá expedir el documento y en un plazo máximo de ocho meses se puede ejecutar. Es decir, todavía le cuelga. Por eso es importante mantener la calma y dejar que los legisladores hagan su chamba, incluso hasta por los que se tiran a la hamaca o ven las corridas de toros detrás de la barrera, como el supuesto coordinador de Onappafa. En fin.

[email protected]

Comentarios