En las barbas de mi compadre

0
103
Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos

José Inés Figueroa Vitela.-

Mira Borolas, no nos hagamos tarugos; yo como digo una cosa, digo otra ¿tengo o no tengo razón?

De esa celebérrima frase de la Chimoltrufia, del inmortal Chespirito, podría ilustrarse la imagen de ayer, de los alcaldes, protestando en Palacio Nacional, por los recortes que les afectan, en el Presupuesto de Egresos de la Federación que ventila el Congreso de la Unión, para el año entrante.

Ciertamente, las políticas centralistas, populistas, sospechadamente electoreras, del gobierno central morenista, de jalar la cobija presupuestal para cubrir los programas subvencionistas, dejando a la intemperie los planes y programas locales, trastocan el ejercicio público federado.

Pero tampoco adolece de verdad la argumentación federal, cuando advierte que muchos de los recursos públicos confiados a los otros órdenes, se han diluido entre vanalidades y actos de corrupción impunes.

El ejemplo más llanero, a la mano, acaso sea el “bono de productividad” que recién se entregó e hizo extensivo a los miembros del cabildo y a sus secretarios, el alcalde victorense XICOTÉNCATL GONZÁLEZ URESTI.

¿Cómo se mide la productividad de síndicos, regidores y cercanos colaboradores?, ¿con la asistencia a las sesiones?, ¿en la forma como votan?, ¿a la hora de fijar sus posicionamientos?, ¿recorriendo el territorio?, ¿trabajando en comisiones?, ¿asumiendo el interés ciudadano?

Todas son sus responsabilidades y de cierto aseguro, que en más de una de ellas han estado ausentes, como ausentes se vieron, aceptando un “premio”, que carece de legitimidad en origen y destino.

No pueden repartirse el dinero público, adicional a sus nada despreciables emolumentos, cuando la “falta de presupuesto”, es el argumento por el que el Ayuntamiento sigue perdiendo la carrera entre lo que se hace y lo que se deja de hacer.

¿Cuál productividad cuando la destrucción de las calles cada vez en mayor y el suministro de agua en las tomas domiciliarias sigue mermando?, por señalar lo más ordinario y visible, padecido por los ciudadanos en el desgobierno.

Se reparten los excedentes, en jauja; en crisis, cuando a los ciudadanos se le acabaron los espacios de los orificios del cinto para “apretarse” más, los gordos del poder no pueden resolver sus “penas” comprando cintos más grandes… o queriendo hacerlo.

Eso es fondo… lo demás es forma.

Que si la entonación de su nombre y los destellos reflejados, a la hora de presentarse ante los videos, del alcalde capitalino tamaulipeco, no tenían connotación etílica, sino secuelas de gas lacrimógeno, resulta secundario para los efectos del tema de la movilización.

Que si las fuerzas de seguridad de Palacio Nacional se vieron en extremo desbordados para con los alcaldes, al contrario de la tolerancia para con otros “anarquistas” que han ido a causar destrozos en el entorno, igual tiene una colorida variedad de cristales para verse.

Uno y otros, en la balanza del poder, todavía no saben todo lo que pueden perder… y siempre será mucho menos de lo que el conglomerado, el ciudadano de a pie, sigue perdiendo día con día, con sus erráticas gestiones.

Sigan peleando, pensando en privilegios y concesiones; solo no olviden la máxima aquella que reza: el valiente vive, hasta que el cobarde quiere.

En su derecho está, el dirigente estatal panista, KIKO ELIZONDO, de condenar la agresión sufrida por los alcaldes del suyo y otros partidos, cuando intentaron entrar por la fuerza a Palacio Nacional, a la hora que el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR dictaba su tradicional conferencia de prensa mañanera.

También le asiste la razón al diputado federal emecista, MARIO RAMOS, al señalar que esas no son las formas, pues cuando los alcaldes fueron convocados a la orientación de las nuevas formas para presentar proyectos y lograr fondearlos con recursos federales, la mayoría desatendió la convocatoria del gobierno central.

Igual no estarán muy en el aire las suspicacias de algunos de esos alcaldes de partidos distintos al de MORENA, sobre el manejo clientelar de los presupuestos que favorecen a los propios y margina a “los ajenos”, mucho más marcadamente a como antes ya se hacía.

La potestad de los votos que unos y otros alegan, en fundamento a sus acciones, se concedió en pos del bien común, de todos los mexicanos, no solo de quienes ejercen los cargos y el reducido grupo de quienes han escogido como “los suyos”.

Seguimos viendo y escuchando, para seguir diciendo.

En el Polyforum Rodolfo Torre Cantú, Victoria, ayer se celebró el Día Nacional del Ministerio Público, en una ceremonia encabezada por el Fiscal General del Estado, IRVING BARRIOS MOJICA, en cuyo marco se entregaron reconocimiento a fiscales del fuero común.

Por ahí, el Fiscal Especial para el caso de los siete civiles muertos en Nuevo Laredo, presuntamente a manos de policías estatales, aclaró que será en el transcurso de esta semana o la próxima cuando se conozca el resultado de la segunda autopsia practicada a los cuerpos de dos de las víctimas que fueron exhumadas.

La eventual modificación de las causas de la muerte, pretende abundar en el clamor de los deudos, que insisten en la falsedad del informe oficial que en su momento pretendió justificar, lo que ellos llaman una ejecución múltiple extrajudicial.

Como quiera, los siete policías presuntamente implicados en dicho evento siguen en calidad de prófugos, al no haberse ejecutado la orden de aprehensión expedida en su contra y el Fiscal Especial dice que de la investigación, hasta ahora, no se han desprendido otras presuntas implicaciones.

Al artículo 15, transitorio, de la Ley de Ingresos de la Federación para el año entrante, aprobado por la Cámara baja del Congreso de la Unión, ha generado las tradicionales polémicas de cada que se ha emprendido un programa regularizador, de autos de origen norteamericano.

Los problemas de la industria automotriz nacional tienen qué ver más con las unidades que siguen entrando, que con las que ya están aquí, pero más aún, con la desacelerada economía nacional, con el desempleo y los bajos ingresos que inhiben la capacidad de compra de unidades nacionales nuevas.

La inminente reducción de las fuentes de ingreso federal, motivo de esa crisis económica creciente en los pronósticos del plazo mediato, eventualmente tendrán un atenuante, insuficiente tal vez, pero atenuante al fin, en los ingresos que genere la regularización de cientos de miles de “autos chocolate” que ya circulan en el territorio nacional.

La diputada federal morenista matamorense ADRIANA LOZANO RODRÍGUEZ, presumió su voto favorable a la medida, en calidad de mientras; se parte de la comisión que con antelación revisó el tema, se guardará a que pasen los reclamos de los presuntos afectados.

Luego del hallazgo de sepulturas clandestinas en las inmediaciones del puente Reynosa-Missión, la Comisión Estatal de Búsqueda de Tamaulipas, anunció que en El Mante, fue localizada, viva, una mujer que había sido reportada como desaparecida en Veracruz.

Antes se había ubicado en la frontera, a otra mujer reportada como perdida, en la huasteca potosina, quien como la otra, fue entregada a las autoridades de su estado de origen.

Activistas de género se preguntan si en estos casos no estarán las autoridades afectando a mujeres que andan huyendo de acosos machistas familiares.

Lo que no proceda para efectos de la estadística, vale, pero cuando no hay delito por perseguir, debe cuidarse no entrar en materia de la violación a otras garantías.

Comentarios