Apuran a legislar sobre ‘travesuras’ en las redes

0
39
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
La violencia en las redes sociales se ha vuelto una práctica cotidiana, por lo que es necesario apresurar acciones legislativas para proteger a la sociedad, afirmó Armando Barrón, director de Capacitación y Difusión del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información de Tamaulipas (Itait).

Consultado sobre una iniciativa de reforma a la Ley para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, que analizará el Congreso del Estado, el funcionario señaló que Tamaulipas daría un gran paso si legisla sobre el tema.

“En Nuevo León ya tipificaron la exposición en redes sociales de la imagen de un particular, sin su consentimiento, para causarle un daño moral”, ejemplificó.

Admitió, sin embargo, que en la mayor parte del país todavía no existen suficientes mecanismos legales para frenar y castigar la violencia que se ejerce en las redes sociales.

El problema es grave, dijo, porque se ha vuelto una práctica cotidiana de que un particular se hace de imágenes íntimas de una persona y luego las publica en internet para causarle un daño.

“Legislar al respecto es importante y será un gran paso para proteger los datos privados de la persona. De hecho, recientemente hice una propuesta al respecto para que ese tema se incluyera en el Plan Estatal de Desarrollo”, mencionó.

Dijo que la violencia en las redes se agrava cada vez más, por la facilidad con que se pueden difundir imágenes, y por el surgimiento de nuevas aplicaciones que vulneran los teléfonos y acceden ilegalmente a la información de las personas.

Ante ello, recomendó a la ciudadanía extremar precauciones con la información, sobre todo imágenes íntimas, que se almacenan en los dispositivos telefónicos.

“Hay en el mercado muchas aplicaciones que violan tu intimidad sustrayendo fotografías sin tu permiso. Existe una gran vulneración de datos personales y a eso se suma que prevalece un exceso de confianza de la gente porque hay quienes piensan que a ellos nunca les va a suceder algo así”, indicó.

“Sobre todo, hay que recomendarle a los niños, a los jóvenes, no generar contenidos comprometedores”, refirió.