¿Sufre México una irrupción apocalíptica?

0
34
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Ma. Teresa Medina Marroquín.-

Toda persona con un nivel de conciencia normal diría (casi espontáneamente) que en México no existen las condiciones para vivir civilizadamente.

Y tendría toda la razón. Pues el alarmante nivel de criminalidad se ha vuelto tan anormal e insoportable que también cualquiera diría que esto ya es un apocalipsis.

Este año, a pesar de que México empezó a ser gobernado por un Presidente que llegó al poder con las más grandes expectativas que la población haya tenido en su historia contemporánea, ha sido tan violento, trágico y bestial que todo parece que en vez de esperanza llegó el peor de los males.

Punto y aparte de que Andrés Manuel López Obrador haya fundado Morena, el partido con el que llegó al poder y el mismo que hoy en día está convertido en una Torre de Babel donde los odios y las disputas están a punto de llevarlo a la ruina moral, tampoco es descabellado suponer que la suma total de la extrema maldad iniciada en los dos anteriores sexenios federales de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, pero fermentada desde los tiempos de Carlos Salinas de Gortari, haya llegado por azares del destino en este sexenio de AMLO a detonar la más grande y letal de sus explosiones.

¿Por qué, si es así, culpar con tanta saña al presidente de la República y a su incipiente gobierno? ¿Es justo hacerlo?

Dirán que ya estamos como el propio AMLO, culpando al pasado de todo cuanto ocurre. Sin embargo, es de muy pocas luces mentales no considerar que el pasado sigue en el presente cuando sus consecuencias permanecen en la impunidad y en el silencio de los intereses que no les conviene que nadie recuerde sus felonías y desastres.

Lo que no exime al tabasqueño de una enorme responsabilidad que él asumió al propalar sus “capacidades extraordinarias” para resolver la crisis del país, recordando todos el “me canso ganso”.

 

TEMEN QUE LA CIUDADANÍA INTERVENGA EN LA SOLUCIÓN

Pero ni la distorsión de los neoliberales y conservadores de que todo ahora es responsabilidad del actual Gobierno de la República y la realidad falseada de este último, contienen verdades innegables.

Habrá por un lado un desmesurado número de delincuentes que se hicieron pasar por políticos honorables en los pasados sexenios federales y estatales, y por el lado de la vapuleada Cuarta Transformación (4T) otro número muy considerable de hipócritas a la espera de hacerse de los más grandes botines producto del saqueo a las arcas públicas, quedando por lo tanto para siempre una crisis sin respuesta.

La respuesta que equilibrará los exagerados pesos del poder radica en la acción del pueblo, a quien se le debe permitir intervenir en la solución de esta crisis económica y de inmensa violencia.

Pero la respuesta sin palabras es que al pueblo, sociedad o ciudadanía no se le permite bien a bien alzar la voz, excepto que respire los aires tóxicos de una tragedia a la que sólo se le rodea como celebrándole un ritual que encierra el gran negocio de la política.

Esa degradación mental y moral de los que propician esa circunstancia nacional, sabe bien que si la ciudadanía participa activamente, como ocurrió con la protesta de los alcaldes a las puertas de Palacio Nacional, las cosas serán descubiertas.

Con la participación de la sociedad no sólo acabará la tristeza y desesperanza de millones de mexicanos, también podrá finalizar esa cultura del nunca jamás se acabará la corrupción y la violencia a escalas demenciales. Por eso los poderes que controlan al país se niegan a que la sociedad resuelva esa irrupción apocalíptica. De pronto se les acabaría el negocio a tantas mafias que viven del sufrimiento de las masas.

 

RECTOR IMPULSA CALIDAD DE INVESTIGACIÓN Y POSGRADO

El rector de la UAT, José Andrés Suárez Fernández, no pierde de vista que la calidad de la investigación y el posgrado son unos de los más importantes objetivos de una institución de educación superior. Lo que quedó claro al poner en marcha la Jornada de Investigación y Posgrado en el Centro Universitario Sur, con actividades que fortalecen en la UAT esos esquemas de transferencia de conocimientos e innovación y con el objetivo de que la Universidad se encuentre al día, realizando su compromiso social.

 

DOS SEMANAS DE ATENCIONES MÉDICAS EN TAMAULIPAS

En el gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca se apoya en las 12 jurisdicciones sanitarias del estado la Jornada Nacional de Salud Pública, del cuatro al 15 de noviembre. Dos semanas de vacunaciones, salud dental, mental, sexual y reproductiva, atención al VIH-SIDA y prevención del embarazo en la adolescencia y control en las enfermedades crónicas degenerativas. Infórmate en tu Centro de Salud.

¡Feliz fin de semana!

[email protected], @columnaorbe, columnaorbe.wordpress.com

Comentarios