Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

De acuerdo a Moody’s Analytics y la asociación Blue Cross Blue Shield, un tercio de la población de los Estados Unidos le pronostican un futuro desalentador a los jóvenes de la generación millennial en su país.

De acuerdo a la publicación, la salud de esta cohorte demográfica, nacida entre 1981 y 1996, está disminuyendo más rápido que la anterior, la generación X: nacidos entre 1961 y 1981. Esto se demuestra en un aumento de las afecciones como la hipertensión, el colesterol alto, depresión e hiperactividad y otras que podrían disparar las tasas de mortalidad en un 40 por ciento en comparación con la generación anterior.

Sin acciones al respecto, los efectos de esas tendencias podrían acarrear otros problemas. Se estima que para el 2027, los costos relativos a la salud para los millennials podrían ser hasta un 33 por ciento más caros (más de cuatro mil 500 dólares anuales per cápita) a los que afrontaron los de la generación X, a una edad comparable.

Los costos de estas atenciones médicas podrían perjudicar la situación económica para los empleadores y trabajadores, lo que llevaría a un aumento en el desempleo y menor crecimiento de ingresos.

El texto indica que los millennials son la generación “más educada y conectada que el mundo haya visto”, sin embargo, sus patrones de salud podrían obstaculizar su futuro.

Con Información de: Sin Embargo

Comentarios