Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Para nada es un secreto la vida de adicciones y excesos que padeció el boxeador Julio César Chávez en su carrera, sin embargo, pocas veces habla tan a fondo como lo hizo este lunes en el programa Versus de TUDN, en donde aseguró que lleva 10 años limpio.

«Fue muy duro todo lo que viví. Duré 15 años drogándome y hoy, gracias a Dios tengo clínicas, pude salir de eso y hemos podido ayudar a mucha gente que tiene el mismo problema que yo tuve. Ha sido mucho trabajo, mucho sacrificio y con mi motivación ha salido mucha gente adelante».

El que para muchos es el mejor boxeador en la historia de México, también habló sobre sus múltiples intentos por salir de los vicios y del infierno que vivió en las clínicas de rehabilitación.

«Siempre me engañé a mi mismo y hubo mucha gente que me quiso ayudar y nunca lo acepté. Así somos los adictos y nunca pude salir solo de mis adicciones. En la clínica me hacía tonto y quería salir a drogarme de nuevo. Pasé los cuatro meses más horribles de mi vida, comiendo cosas podridas, durmiendo en el suelo».

Además, dejó una clara reflexión sobre su vida llena de lujos y el poco bienestar emocional que vivía, a pesar de estar en la cima del éxito.

«Fue complicado, porque como todo joven pobre, soñaba con tener todo, carros, millones de dólares, mansiones y cuando lo tuve a manos llenas, no sé qué me pasó, tenía todo y me sentía solo».

Con Información de: mediotiempo

Comentarios