Razones que impiden tu bebé duerma toda la noche

Normalmente los bebés despiertan porque tienen hambre, están incómodos o su pañal está sucio, pero también es probable que se esté cometiendo algunos errores

0
184
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Hay cinco errores muy comunes que pueden afectar el ciclo de sueño de tu bebé y evitar que duerma toda la noche.

Cuando se está embarazada es común que algunas personas te digan que ya no se volverá a dormir como antes, por lo que recomiendan que se aprovechen las horas de sueño lo más que puedas, porque una vez que el bebé llegue a casa será complicado volver a conciliar el sueño.

Normalmente los bebés despiertan porque tienen hambre, están incómodos o su pañal está sucio, pero también es probable que se esté cometiendo algunos errores que le impiden descansar adecuadamente y se mantenga durante varias horas en los brazos de Morfeo.

Healthy Children, un portal creado por pediatras, señala que los bebés no tienen ciclos de sueño regulares hasta después de los seis meses. Probablemente de las horas que duerme, sólo un par sean seguidas. Por lo que a medida que tu pequeño crece, necesita dormir menos, no obstante, cada bebé tiene necesidades de sueño diferentes.

El primer error es no revisar al bebé antes, en especial los recién nacidos, suelen hacen ruidos porque balbucen, sienten molestias o se quejan, pero eso no siempre es señal de que están despiertos. Muchas veces los papás se preocupan al escuchar algún sonido y corren a ver qué sucede.

Hay que esperar algunos minutos antes de responder a las quejas del bebé. Esta intervención puede alterar el proceso de sueño del pequeño. Healthy Children recomienda esperar un poco para ver si puede volver a dormirse solo. Si pasan unos minutos y no se calma, acércate a él sin prender la luz. Probablemente tenga hambre, haya ensuciado su pañal o no se sienta bien.

Otro error es moverslo a su cama cuando ya está dormido. Según expertos de Healthy Children, hay que colocarlo cuando está por conciliar el sueño. Crear este tipo de rutina ayudará al pequeño a lograr dormirse por sí solo, sin necesidad de arrullo.

Si se hace cuando ya está dormido, al despertar durante la noche verá todo distinto, por lo que necesitará ayuda para dormirse de nuevo.

Es recomendable acostarlo cuando está adormilado para que al momento en que se despierte durante la noche, pueda encontrar todo igual a como lo vio cuando estaba conciliando el sueño.

El tercer error no jugar durante el día con él. Es importante hablar y jugar con el pequeño durante el día, tenerlo activo ayuda a extender las horas que permanece despierto, para que duerma periodos más largos por la noche.

Un error que también se comete es dormirlo con leche y arrullos. Son los aliados perfectos para calmarlo durante sus primeros meses de vida; sin embargo, cuando ha logrado tranquilizarse de forma independiente, es importante quitar poco a poco ese apoyo a la hora de dormir.

Si no los eliminamos a tiempo podría crear una dependencia hacia ellos, por lo que sólo podrá dormir con leche y arrullos, actividades que necesitará a lo largo de la noche para poder conciliar el sueño. Puedes sustituirlos por abrazos y caricias dentro de su cuna.

Y por último, no tener una rutina puede ser otro error. Los padres deben seguir una rutina constante al momento de acostar al bebé. Según Mayo Clinic, la sobreestimulación por la noche puede crear dificultades para tranquilizar al pequeño durante las noches.

También se puede recurrir a un baño, darle abrazos, poner luces tenues en la habitación y leerle en voz baja. Estas actividades ayudarán a que el bebé se tranquilice y concilie el sueño de forma más rápida.

Sin embargo, lo más importante es que se tomen el tiempo para comprender al pequeño, sus hábitos de sueño y su forma de comunicarse.

 

Con información de: noticieros.televisa.com

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Plomo en huesos maternos podría trastornos de conducta a bebés

Comentarios