Brinco pa’tras

0
120
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

José Inés Figueroa Vitela.-

Cuando se anunciaron los recientes cambios dentro de la administración estatal, pronto se hicieron cuentas sobre ascensos, descensos y desechamientos.

En el caso particular del ex titular de la Unidad de Planeación de la Secretaría de Educación de Tamaulipas, MARIO LEAL RODRÍGUEZ, su traslado a la Dirección del Colegio de Bachilleres del Estado, no faltó quien lo consideró como una degradación, en la jerarquía de la estructura educativa tamaulipeca.

Otros, lo escribí entonces, consideraron que al ex cuñado del senador AMÉRICO VILLARREAL no le afectaba mayormente el movimiento, pues aún siendo de menor rango, en el nuevo cargo sería el jefe, en un órgano autónomo, con libertad de gestión.

Lo que yo no vi en ese momento y supongo que el alto mando institucional tampoco, eran los alcances de esa “libertad de gestión” que ejercería el nuevo titular en el COBAT.

Los lamentos y reclamos no se han dejado esperar desde la institución.

Nada más sentándose en el sillón de director, MARIO pidió la renuncia -retroactiva al uno de noviembre- de todo el personal, llevándose “entre las patas”, a los meritorios que recibieron la oportunidad laborar, por el sentido de identidad y pertenencia al proyecto político estatal (léase panistas).

La explicación dada por él es que se trata de “un procedimiento normal por cambio de administración”, entre aclamaciones para que se le tenga confianza, lo que nadie se traga, empezando porque ni les dio la oportunidad de ser evaluados, en función de los servicios prestados a la institución, para determinar su destino.

El Colegio de Bachilleres de Tamaulipas ya traía cuestionamientos a los niveles de desempeño, los que, obviamente, se verán agravados con ese tipo de acciones y actitudes que hacen un inicio accidentado de la gestión de MARIO LEAL.

La primera interrogante entre los trabajadores de la institución es, si el gobernador FRANCISCO GARCÍ CABEZA DE VACA tendrá conocimiento de lo que se encuentra haciendo el funcionario designado.

Creen que no y esperan que haya un correctivo, por todo lo implicado y porque se acercan las fiestas decembrinas, con su especial carga anímicamente y en materia de compromisos, en principio para con la familia, a quienes estarían dejando “sin sus navidades”.

Se resisten a creer que las acciones emprendidas por el flamante titular del Colegio de Bachilleres sean el pago de “los vientos del cambio”, a las lealtades y servicios prestados al proyecto político superior.

Y apuran por una respuesta justa.

Entre los nichos de excepción, cuando todo mundo habla de presupuestos y aumentos, ayer sonó extraordinario, en medio de su informe anual de actividades jurisdiccionales, cuando la Magistrada Presidenta del Tribunal Electoral de Tamaulipas recomendó a sus pares, a buscar ahorros, como los que ella hizo, permitiéndole realizar una serie de acciones para el fortalecimiento en la infraestructura física, tecnológica y humana de la institución.

BLAN ELADIA HERNÁNDEZ ROJAS tuvo amplia convocatoria en su comparecencia, a la que asistieron los titulares del Poder Legislativo y Judicial, el Ejecutivo mandó representante personal, entre miembros del foro, de otros entes autónomos y de organismos de la sociedad civil y otros.

Ahí dejó constancia de los alcances de los fallos de órgano jurisdiccional, en medio de un proceso electoral sui geniris en el que se cumplió con creces los principios de la paridad, se confirmaron el 95.53 por ciento de las sentencias en las segundas y terceras instancias y hubo un adecuado, austero, honesto y transparente manejo administrativo, con mucha capacitación, intercambio y colaboración con otras instituciones.

Del informe, el diputado presidente, GERARDO PEÑA FLORES, salió “volado” para el Palacio Legislativo, donde, antes de entrar a la sesión plenaria semanal, dictó conferencia de prensa, rodeado de los integrantes de la Comisión -plural- para la Gestión de la Convención Nacional Hacendaria.

Representantes de los otros partidos, incluido el gobernante -federal- MORENA, se declararon en suma a la propuesta panista, que igual ya consensuaron con los diputados federales tamaulipecos pan-morenistas, para que en principio se forme un fondo de compensación con los excedentes de impuestos federales captados en los estados, para regresarse a estos en función del porcentaje en que logren incrementar los cobros en su territorio.

Mientras la paisanada en la Cámara baja impulsa esa idea, la comisión legislativa local tiene en agenda ahora ir a buscar consensos con otros estados y hacer sinergia con los altos mandos del SAT y la Secretaría de Hacienda federal, para concretar el proyecto si no es para el presupuesto del año entrante, para el siguiente.

Ahí del Palacio Legislativo en las vísperas del inicio de la sesión también anduvo la titular del Instituto Tamaulipeco de la Mujer; a mediados del pleno, igual arribaba al lugar, el Subsecretario de Bienestar del Estado.

Ambos, MARÍA ELENA FIGUEROA SMITH y ÁLVARO HUMBERTO BARRIENTOS BARRÓN, son además de altos funcionarios de la administración estatal, integrantes del Comité Estatal del PAN, recién electo… ¿se darán además tiempo para hacerla de asesores del Congreso?

¿O qué otro mensaje andarán mandando, haciéndose “los aparecidos” en los respectivos frentes, por donde “se ve y se siente” la figura del ahora pastor camaral?

Ellos repiten, letra por letra, cada que se les pregunta sobre el tema, que no hay impedimento legal para mantener las chambas gubernamentales y partidistas, pues están en el ejercicio de sus derechos políticos y con su tiempo libre “pueden hacer lo que quieran”.

Ah, ´ta bueno.

En el partido MORENA, el dirigente estatal, ENRIQUE TORRES, declaró que los tres meses concedidos a la dirigencia nacional “para arreglar sus cosas” son extensivos a la prolongación de su propio encargo y elección de los relevos estatales.

“Primero se tiene que resolver lo nacional, yo creo que se debe reponer la elección de los consejeros y luego que ya se hayan integrado, entonces vendrá la convocatoria y elección de la nueva dirigencia, primero la nacional y luego la estatal”, dijo el profe.

En el Partido del Trabajo, el Comisionado Nacional que hace las veces de dirigente estatal, ARCENIO ORTEGA LOZANO, reveló que el proceso de estructuración y reestructuración de los comités en los 20 municipios tamaulipecos donde tienen presencia, continuará hasta marzo.

Y como dijo la canción, “para abril o para mayo” -del año entrante- será cuando se elija al Comité Directivo Estatal del partido.

En la sesión ordinaria del Congreso Local, siguió el rosario de iniciativas presentadas a granel por los representantes de los distintos partidos con asiento ahí, muchas de ellas, sin ton ni son, solo para calmar las “ansias de novillero”.

Solo como botón de muestra: la coordinadora morenista EDNA RIVERA propuso un exhorto a los 43 ayuntamientos para que hagan tertulias en la plaza en cada efeméride nacional; PATY PIMENTEL de Movimiento Ciudadano, que se den clases de nutrición y educación física en las escuelas; el panista HÉCTOR ESCOBAR, reformas para proteger contra la violencia en las escuelas… ¡a los maestros! y la priista OLGA GARZA, acciones de prevención del dengue, asegurando que ya hubo seis defunciones por ese mal en Reynosa, de las que no han dado cuenta las autoridades sanitarias locales.

Hubo otras propuestas de peso, pero ahora se acabó el espacio; luego abundamos.

 

Comentarios