Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Los tristes nietos de esta abuela que había fallecido un par de semanas atrás en la localidad de Uffington, en Reino Unido se llevaron una gran sorpresa al ir a recoger las pertenencias de su abuela.

Ellos sabían que, en su juventud, la abuela solía coleccionar joyas, pero jamás estimaron el valor de sus pertenencias, por esto decidieron llamar a un experto para saber el valor de los accesorios.

“La familia no sabía exactamente qué tenía o dónde lo escondía. Lo que sí sabían era que en la década de los ’60 ella era una dama de fortuna que compraba artículos bonitos de comerciantes, joyeros y subastadores de Londres”, así comentó Pippa Kidson- Trigg una de las especialistas examinadoras de las reliquias.

Los subastadores les comentaron que la abuela contaba con una colección de 30 joyas pertenecientes al siglo XVI. Entre los ejemplares más raros y valiosos se encuentran un esmalte renacentista, un colgante de piedras preciosas y varios rubíes.

Además de haber encontrado un colgante de zafiro y rubí italiano evaluado en más de 20 mil dólares.

Junto con las joyas se encontraban los comprobantes de autenticidad y recibos de compra comprobando que le pertenecían.

Al final los familiares decidieron poner las joyas en una subasta, logrando recaudar más de 100 mil dólares.

Comentarios