Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Rogelio Rodríguez Mendoza

Cd. Victoria, Tam. – Los recortes presupuestales que el Gobierno federal pretende hacer a Tamaulipas podrían afectar diversos proyectos de infraestructura del Poder Judicial del Estado en 2020, afirmó Horacio Ortiz Renán, presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE).

El impacto alcanzaría también los procesos de capacitación del personal para la implementación de la reforma laboral.

“Esperemos que no disminuyan los recursos que la federación envía a Tamaulipas porque de ser así también disminuirán los nuestros” indicó.

El magistrado presidente del STJE precisó que el Poder Judicial de Tamaulipas solicitó al Gobierno del Estado un presupuesto de 300 millones de pesos para ejercer en el 2020.

“Ya se lo hice saber Gobernador del Estado en forma oficial, esperemos que nos los den al menos en tres partidas. De ese presupuesto alrededor de 200 millones sería para infraestructura” explicó.

Recordó que por disposición Constitucional el Poder Judicial recibe cada año el 1.5% del presupuesto estatal, pero adicionalmente el Gobierno apoya con recursos extraordinarios para diversas obras de infraestructura, que son los recursos que estarían en riesgo.

Una de las principales preocupaciones es que se comprometa el recurso económico que se requiere para aterrizar la reforma Constitucional en materia laboral, que cederá a los Poderes Judiciales la responsabilidad de dirimir los conflictos entre patrones y trabajadores.

“La capacitación, el fortalecimiento del capital humano, el componente tecnológico, el cumplimiento del texto constitucional, entre otros, son necesarios para garantizar las condiciones idóneas para la implementación plena de la reforma” mencionó.

Y añadió: “nuestro trabajo es garantizar las condiciones para que el establecimiento de la reforma laboral se consolide de manera gradual, con el respaldo de todas y todos los involucrados a nivel estatal y federal”.

Comentarios