Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

A través de un video captado por las cámaras de seguridad de una casa colocadas en la puerta de la entrada, se puede apreciar como un empleado de FedEx avienta un paquete que contenía una lente de cámara que cuenta mil 500 dólares (28 mil 893 pesos).

Dicho artefacto iba dirigido al fotógrafo Greg Rieler, quien vive en Florida, Estados Unidos, mismo que contactó a FedEx y el centro de distribución local tras el incidente, quienes le informaron que el repartidor en cuestión está en entrenamiento.

En el video, se puede apreciar como el empleado de FedEx avienta la caja a la puerta de Rieler en lugar de caminar a dejarlo a la entrada y se va, para que después otro repartidor desciende el vehículo hasta la puerta para pedir la firma del comprador, debido a que los paquetes caros se deben entregar personalmente, pero debido a que no salía nadie, los trabajadores de FedEx toman la caja y se van con ella para entregarla después.

Para la buena fortuna de Greg Rieler, su paquete fue entregado al día siguiente y al parecer no sufrió ningún daño. “Abrí la caja e inspeccioné la lente frente a la cámara después de recibirla, ¡todo parece estar bien!”, señaló el fotógrafo.

Con Información de: milenio

Comentarios