Lo que se dice…

0
140
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

PRIMER TIEMPO.- Los problemas al interior de Morena a nivel nacional también han provocado que este partido en Tamaulipas deje a un lado su proceso de renovación de la dirigencia estatal. Lo que sí es un hecho es que será hasta el siguiente año cuando se pueda dar, si es que las condiciones así lo permiten, una elección interna para cambiar al presidente del Comité Directivo Estatal.

Los que ya habían levantado la mano para buscar el liderazgo, ya mejor la bajaron puesto que no habrá un proceso democrático, sino que será nombrado directamente por el Presidente, no de Morena, sino del país. Sí, el que todos los días dice hasta en ocho ocasiones «ya no es como antes».

MEDIO TIEMPO.- El 2020 será un año tranquilo políticamente hablando, es decir, no habrá elecciones, así que todos los servidores públicos trabajarán con calma. Sin embargo, a finales comenzarán los procesos para la selección de candidatos a diputados federales, alcaldes y diputados locales.

En el caso de la capital Victoria apuntarían a Arturo Soto, que no sería candidato a alcalde sino a una diputación federal porque para el edificio del 17 Hidalgo ya comenzaron a promover a la también diputada local Pilar Gómez Leal. Para las diputaciones locales, a lo mejor ahora sí se le haría a Cecilia del Alto. Pero aún es muy temprano para ello.

SEGUNDO TIEMPO.- En el PRI buscarán reciclar a cuadros viejos que les dieron resultados en los últimos años. Se trata de aquellos priistas de la última guardia «ganadora» que quieren resucitar para que puedan comenzar con el resurgimiento de ese partido.

Si bien, se antoja muy complicado hacerlo, es un hecho que buscarán al menos un municipio grande con todo y sus diputaciones locales y dos diputaciones federales. Bueno, soñar no cuesta y tratarán de hacer lo que en un tiempo hicieron: la «ingeniería electoral».

TIEMPOS EXTRAS.- Los caprichos y venganzas del presidente Andrés Manuel López Obrador estarían a punto de dejar sin chamba a más de 200 empleados en Ciudad Victoria del Seguro Popular que acaban de desaparecer. Son personas con más de 15 años de antigüedad; que cumplieron con su función; que hicieron simplemente su trabajo y ahora de la nada serían despedidos, porque no los pueden (o no los quieren) reubicar. El que lucha a favor del pueblo bueno, ahora le da una puñalada en la espalda a un sector de ese pueblo bueno.

PENALES.- El no gastar no significa ahorrar. Los subejercicios, sobre todo por no saber usar los recursos públicos y por no tener proyectos también es corrupción. Y en ese tema está el alcalde Xico González Uresti. Y es que no saben cómo comprobar diversos gastos que no se ejercieron y que esto los va a castigar disminuyéndoles inversión federal. Pobre Victoria, pero eso sucede cuando se vota por un candidato simpaticón, pero sin proyecto ni presupuesto intelectual.

EN CINCO PALABRAS.- Su reelección en la basura.

PUNTO FINAL.- Muchos políticos se preocupan más por cuidar la chamba que por hacerla bien.

Twitter: @Mauri_Zapata

Comentarios