Harta de la difamación

0
43
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 19 (Agencias)

La actriz Geraldine Bazán, utilizó sus redes sociales para desmentir lo publicado por una revista hace unos días, en donde se asegura que ella acudió con un brujo para que Irina Baeva quedara desfigurada.

Bazán expresó que lo anterior solo se hace con el fin de seguir manchando su imagen; además de negar esta información, denunció la violación de los derechos de sus dos hijas menores de edad.

Lo anterior debido a que en un par de ocasiones, según detalló, han sido obligadas por parte de su padre Gabriel Soto a saludar a Irina, provocando así el llanto, confusión e inseguridad de las pequeñas.

A un año de la separación entre Geraldine y Soto, la actriz enfatizó que el interés por su ex pareja es nulo pero le desea lo mejor porque es el padre de sus hijas. Recalcó que la separación se dio por las múltiples infidelidades de él.

No dudó en recordar que ella sí fue acosada y burlada con un objetivo en específico por parte de Baeva. El mensaje que dejó en su cuenta de Instagram dice: “No hace falta decir que es mentira, todos lo sabemos. El público no es tonto, los medios de comunicación tampoco aunque se dejen manipular por una revista”.

“Con este tipo de acciones lo único que queda claro es qué hay personas que quieren seguir haciéndome daño en diferentes formas. Pero ya fue suficiente. A estas mismas personas hago total y absolutamente responsables de lo que pueda sucederle a mis hijas o a mí”, escribió.

Comentarios