Rechazan tamaulipecos regresar a maíz criollo

0
63
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
Imponer como obligación la siembra de maíz criollo será un retroceso de casi cien años para la agricultura nacional, advirtió Agustín Hernández Cardona, presidente de la Unión Regional Agrícola del Norte (URAN) en Tamaulipas.

Por esa razón, dijo, los agricultores de Tamaulipas expresarán su rechazo a la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo que busca proteger el cultivo de ese grano.

“Es otro gran retroceso para el campo y nos preocupa mucho eso. El maíz criollo no rinde ni la mitad de lo que rinden los granos híbridos y de esa forma no podremos ser competitivos”, indicó.

Hernández Cardona recordó que científicamente la agricultura ha registrado grandes avances por lo que es ilógico que ahora se busque frenar esos logros imponiendo la obligación legal de sembrar maíz nativo.

Dijo que el tema ha pasado prácticamente desapercibido para los productores porque las organizaciones están más concentradas en la defensa del presupuesto para el campo para el 2020.

Sin embargo, explicó, una vez superada esa situación seguramente habrá una mayor reacción de los agricultores con respecto a la nueva ley.

“Nosotros creemos que el tema del maíz criollo está siendo utilizado como mecanismo de distracción hacia quienes estamos en la lucha del presupuesto. Quieren distraernos para darnos garrote con el presupuesto. Por eso queremos esperar a que se resuelva este asunto y luego abordaremos el asunto del maíz”, indicó.

En Tamaulipas se siembran alrededor de 120 mil hectáreas de maíz, que generan una cosecha promedio de 670 a 750 mil toneladas por año.

Sin embargo, es muy poca la superficie sembrada con maíz nativo.

Los legisladores que impulsan la ley federal de protección del maíz nativo argumentan que México posee 64 razas de maíz nativo que forman parte del patrimonio, la cultura y la identidad del país, mismas que deben ser protegidas.

Además se trata de un maíz que no contiene químicos ni fertilizantes que dañen a la salud porque es rico en vitaminas y minerales, mucho más que otras especies de maíz que se siembran en otros lugares.

 

Comentarios