Adiós, que les vaya bien

0
131
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

A Gerardo Peña Flores se le podría estar saliendo de las manos el control político en el Congreso del Estado.

Ayer fue un claro ejemplo.

No se justifica, para nada, la actitud absurda y poco tolerante de los diputados de Morena, pero los encontronazos en el legislativo tamaulipeco se seguirán dando y cada vez más fuerte.

Esta es la sección de Punto por Punto sobre los asuntos parlamentarios desde las entrañas del Congreso de Tamaulipas.

MAMACITA.- Ayer en la sesión legislativa, además del colorido que le dieron al final, también se caracterizó por ser la que más exhortos ingresaron al pleno. Exhortos y más exhortos que no sirven de mucho. Bueno, la de la diputada de MC Patricia Pimentel fue para que los ayuntamientos puedan sancionar a la gente que en la calle lance piropos ofensivos a las mujeres. No sé si se apruebe o no. Es más, no sabemos si se vaya a dictaminar pronto este documento, sin embargo, tome sus precauciones porque el “adiós, mamacita” podría ser castigado. Bien por la diputada Pimentel que está tomando muy en serio su chamba legislativa.

AUSENCIA.- A la plenaria de este jueves no asistió ningún legislador priista. Yahleel Abdala porque andaba en una reunión partidista. Olga Garza, que por cierto se está convirtiendo en la diputada con más iniciativas ingresadas, pues decidió acompañar a Yahleel. Y Florentino Sáenz Cobos andaba manifestándose en la Ciudad de México. Así que el tricolor no fue representado por nadie en la sesión del Congreso de Tamaulipas. Lo peor del asunto es que pocos notaron esa ausencia. ¿Por qué será?

ACTAS.- La Diputada Carmen Lilia Canturosas Villarreal, envió un exhorto a la titular de la Secretaría de Salud, para que los hospitales dentro de su jurisdicción expidan los certificados de nacimiento a todos los menores nacidos en sus instalaciones. Que alguien le diga que eso ya se implementó desde hace ocho años en Tamaulipas.

ADIÓS.- Vaya escenita que hicieron los diputados del PAN y los diputados de Morena. Ambas partes mostraron cierta intolerancia hacia los adversarios. Primero los azules se enojaron porque los guindas aplaudieron el retiro del Seguro Popular. Luego los guindas se enojaron porque los azules le reprocharon al Presidente su estrategia de seguridad, que dicho sea de paso, no ha servido para nada. El asunto es que los morenistas fueron todavía más intolerantes y decidieron abandonar el salón de plenos. Peña Flores les mandó decir “adiós, que les vaya bien”.

MEMORIA.- Los panistas se unieron y tomaron la tribuna en apoyo a su coordinador parlamentario, Gerardo Peña Flores y reprocharon la actitud de los diputados de Morena. Dijeron que es una irresponsabilidad abandonar la sesión así. Ahí, encabezando esa muestra de unidad estaba Francisco Garza de Coss. Quizás le falle la memoria, pero hace dos legislaturas, cuando él era diputado, su bancada también abandonó una sesión, ellos se habían ido molestos porque la entonces mayoría tricolor no quiso eliminar el cobro de la tenencia. Qué recuerdos de aquella LXII.

UNIDAD.- Sí, tiene razón Gerardo Peña, hoy más que nunca el país requiere de unidad, pero ni la oposición, en este caso ellos, ni los que ostentan el poder, en este caso Morena, dan su brazo a torcer.

EN CINCO PALABRAS.- Y eso que apenas comienzan.

PUNTO FINAL.- “Añorar el pasado es correr tras el viento”: Proverbio ruso.

Twitter: @Mauri_Zapata

Comentarios